Papa, ¿para que sirven las raíces cuadradas?

Mi padre mira hacia abajo al chavalillo de 12 años y no sabe responder.

 

Tengo 23 años y trabajo en Amazon, en Edimburgo, desde hace un mes. Es una jornada de 11 horas al día, empaquetando las cajas de los pedidos de Navidad, en una línea de producción. 80 cajas a la hora, unos  40 segundos para cada objeto que hay que escanear, empapelar, empaquetar, etiquetar, escanear y enviar.  Somos lo que vendrían a ser los enanitos de Papa Noel en la realidad. Solo que papa Noel… bueno, al final resulta que son un grupo de tipos que invierten en bolsa y manejar el cotarro.

Los enanitos no sabemos cuanto dinero ganará Papa Noel por cada caja que hagamos, pero sospechamos que mas de los seis céntimos que nos dan a nosotros. Los enanitos no pensamos mucho en eso. Escaneamos, empapelamos, montamos cajas, etiquetamos y enviamos. Ninguno sabemos a que se dedicará Papa Noel; puede que tambien trabaje mucho. Puede que también esté once horas al dia empaquetando como nosotros, aunque es algo que no parece muy probable. Nadie le ha visto por allí.

Un grupo de elfos mas grande, sólo un escalon en la jerarquía por encima de nosotros, se dedican a vigilar gran parte del tiempo que los enanitos trabajemos como a Papá Noel le gusta. Hay cosas que no le gusta que hagamos, como que descansemos, nos sentemos o paremos de producir. Los elfos silban, y se pasean con aire tranquilo. Y por cada cuarenta segundos que trabajan tampoco sabemos cuanto les pagan a ellos. Los enanitos a veces sospechamos que algo mas que a nosotros, pero no pensamos tampoco mucho en eso.

Trabajamos en turno de noche. La fabrica de felicidad no descansa, y los enanitos que entran en turno de día se cruzan con los que salen de turno de noche. La fabrica de felicidad no parece muy feliz si miras las caras de los enanitos. Tienen ojeras, y no suelen tener expresión de alegría. Para alegrarnos, Papá Noel lleva a niños que cantan villancicos navideños en la entrada del almacén, o nos pone música acelerada en la cafetería. También nos regala café. A los enanitos no parece alegrarles mucho todo esto. Hace unos días uno se desmayo mientras trabajaba. También escuché a uno llorando en el baño.

Puede parecer un poco dramático, pero tampoco pensamos mucho en esto.

Como ya he dicho, escaneamos, empapelamos, montamos las cajas, etiquetamos y enviamos.

 

Tengo 23 años y estudié hasta bachillerato y unas cuantas carreras que he dejado a medias. Durante mi vida, he estudiado limites de funciones, biología, tecnología, historia . Y como hacer raíces cuadradas.

Nunca he entendido para que aprendía todo eso, para que memorizaba las fechas del reinado de Felipe V, o los pasos para hacer matrices. Por qué tenia que hacer exámenes en los que se evalúa la cantidad de datos que he memorizado. Por que he seguido una vida disciplinada de seis horas al día con un descanso de treinta minutos. Por qué se evaluaba mi capacidad de retención con un numero del uno al diez, por qué se me castigaba si no seguía la disciplina marcada por el profesor, por el director o por el ministerio de educación. He pasado, como la mayoría de nosotras, casi veinte años de mi vida siguiendo esta disciplina, y no considero que personalmente tenga la recompensa personal que se deduciría de ese nivel de trabajo.

Tampoco pensaba mucho en eso

Pero ahora me ha dado por pensar que Amazon y la educación se parecen demasiado. Durante veinte años he estado aprendiendo ciertas cosas que se han vendido como verdaderas, útiles, interesantes y necesarias para mi vida. Las matemáticas, la biología, la química, la filosofía -europea, claro-, la economía, han sido cosas que se me han vendido como lo que necesitaba saber para desenvolverme en el mundo. Nadie me ha enseñado, en 20 años de vida, a entender mis emociones, a aprender como sobrevivir realmente en el mundo, a cocinar, a practicar primeros auxilios, a cuidar mis relaciones, a gestionar mis ideas, a reflexionar, a crearme una idea sobre mi vida, sobre el mundo en el que vivo. Durante todo este tiempo, he aprendido a hacer raíces cuadradas. He aprendido las cosas necesarias para mi papel en el sistema, y su intención va mas allá de como hacer una ecuación, o memorizar fechas del reinado de Isabel II.

He recibido, subliminalmente, una educación para la sumisión, para la aceptación de las ideas y mis actitudes necesarias dentro del capital. Las raíces cuadradas son la excusa para todo esto. Según me ha dado por pensar,  lo mas importante de la educación ha sido -y sigue siendo- introducir aprendizajes de autoridad, competitividad, alienación, racionalismo y productividad. Siguiendo mecánicas conductuales, exponiendo a una persona a este tipo de situaciones lo que se consigue es crear condicionamientos clásicos alrededor de estos valores. Crear sujetos conductualmente condicionados para responder con sumisión ante estimulos autoritarios.

Aun pensando así, no puedo evitar ponerme nervioso al pasar al lado, por ejemplo, de un policía, o de cualquier figura de autoridad. No puedo evitar ponerme nervioso ante un manager de Amazon. Es lo que tiene el condicionamiento clásico, una vez creado, estimulo y respuesta se unen, y es difícil, muy difícil romper esa unión. Mas aun si se ha dado durante tantos años desde la infancia. Es la lógica que siguen las fobias, y que se convierten en un “no se por que, pero me pasa”. Pasa porque en algún momento ese tipo de estímulos estuvieron seguidos de un castigo -en el sentido conductual de castigo, que podría ser por ejemplo un pensamiento de anticipación de un castigo real- Por tanto, pienso que una de las funciones de la educación es crear condicionamentos clásicos para seguir sistemas jerárquicos en una posición de opresión y sumisión.

Lo mismo con las ideas de competitividad. No se por qué en Amazon me cuesta tanto no sentirme mal cuando el manager me dice que tengo una productividad baja, o cuando me enseña los scores del resto de enanitos y el mio esta en la parte de debajo de la lista. Producir es algo que no me va a reportar ningún tipo de beneficio a mi personalmente, y sin embargo, me siento presionado a tener una productividad alta. Busco el refuerzo positivo de la figura de autoridad alagando mi competitividad frente al resto de compañeros, como buscaba el del profesor en un examen. O evitar el castigo de no cumplirlo.

Por medio de las raíces cuadradas, la memorización sistematica, aprendo a entender la alienación como algo natural. La vida es así, antes memorizaba fechas históricas mecánicamente durante seis horas al día, y ahora hago cajas aun mas mecánicamente durante once. La lógica es la misma, la actitud que se requiere de mi ante la tarea es la misma. Necesito desaparecer como sujeto y seguir una tarea mecánica, repetitiva y sin ningún sentido personal. Para vivir en este medio, es importante aprender que la alienación es parte de la vida, y no darle importancia. Al fin y al cabo el capital necesita productores medianamente felices.

Lo importante es hacerlo todo lo mas rápido, mecánico y racional posible. A las personas que cumplen con estas características, se las llamara inteligentes. Y ser inteligente mola. Ser inteligente es saber seguir mejor que el resto todos estos patrones. El capital no necesita personas que sepan hacer música, escribir o bailar, y casualmente los test de inteligencia no miden lo apto o no que eres en ninguna de estas cualidades. Todo eso no genera beneficio a otros, por lo que no entra dentro de lo que se busca en el estudiante ideal. Ser inteligente mola, porque eres mas apto que el resto para servir al capital.

No es casual que el ideal de persona “inteligente” y valida en este momento de la historia sea el hombre racional hábil en las matemáticas, y la ciencia en general. El chico de gafas que resuelve ecuaciones en la pizarra mientras el resto están en el recreo. En una sociedad en la que el progreso es puramente científico, mecánico y racional, esa es la persona valida. Y el progreso es esto, porque al capital le interesa que lo sea. La producción, el desarrollo de las grandes industrias basadas en paradigmas científicos, es lo que mas beneficios puede aportar a la clase capitalista. Ser bailarin, escritor o simplemente saber vivir tu propia vida no genera ningún tipo de plusvalía de la que apropiarse. El progreso no puede ser eso.

Sin embargo, para llevar a cabo ese tipo de progreso buscado, la sociedad productiva no puede ser únicamente mecánica y acrítica. Para hacer que este sistema avance en el sentido que se busca, también se necesita algo de creatividad, critica y pensamiento abstracto. Se necesita un grupo de personas que tengan estas capacidades e innoven en esta idea de progreso.

Y entonces permito la libertad de cátedra en la universidad. Permito que sea un espacio en el que se exige mas reflexión, mas iniciativa y mas creatividad. Solo hasta el punto que yo quiero. Busco que con tu reflexión nutras ideológicamente el sistema que tengo planteado. Vas a formar parte de un escalón por encima de la jerarquía, de un grupo privilegiado en su servidumbre. El resto de la población que no pase la criba -económica e intelectual-, para montar cajas en Amazon o ensamblar piezas en una línea de producción están perfectos con la educación mecánica que han recibido. Y cuanto antes empiecen a producir, mas beneficio me aportan durante su vida.

Amazon esta en la base de la producción del sistema, lo único que se requiere para entrar a trabajar allí es pasar un control de drogas, y no tener antecedentes penales. Puedes echar la solicitud ahora mismo, y seguramente mañana estés dentro. La educación que buscan en sus productores es obligatoria, así que todas la traemos de serie. Todos los dispositivos inculcados desde la educación se pondrán en funcionamiento en el momento de entrar en el almacén. La ultima rueda del engranaje de la fabrica de felicidad esta bien pulida para que todo funcione.

Y yo entro, ficho, voy a mi puesto, cojo una caja y empiezo mi noche.

Y en algún momento levanto la cabeza de mi caja y veo a cientos de personas, en las líneas de producción, escaneando, empapelando, empaquetando, etiquetando, y enviando regalos de navidad.

Y quiero contarle yo a mi padre para que sirven las raíces cuadradas.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *