Hoy ha aparecido una noticia en el periodico hablando sobre el desalojo de una pareja de lesbianas con tres niños. Hay ciertas cosas que decir alrededor de asumir que la sexualidad de las mujeres es “ser lesbianas”, pero este articulo no va por ese camino. Además de “lesbianas” eran ocupas. La pareja había sido desahuciada de su casa un tiempo atrás, y habían decidido ocupar una casa en Móstoles, propiedad del Obispado -ironías de la vida-. La noticia puede leerse aquí, pero puede ser incluso más interesante leer algunas opiniones que se escriben al respecto:


Si son ocupas, no tiene nada que ver su condición de pareja. Simplemente, son ocupas, y no tienen derecho a vivir en una propiedad que no es la suya. A la p. calle. “

“Si han ocupado una casa que no es suya no hay más vuelta que darle. ¿Cómo se puede haber normalizado que haya quien considera que hay que negociar con un ocupa o protegerlo del desahucio cuando un ocupa es por definición un criminal? ¿Que no tienen ingresos? Hay muchas formas de ayudas sociales y medios para no quedarse en la calle, especialmente si tienes hijos. Hasta las narices del cuento victimista de gente que no asume sus responsabilidades como padres y se preocupa de ofrecer una vida digna a sus hijos. Deberían de retirarle la custodia de sus hijos al que se va a ocupar una vivienda con niños pequeños.”

Por otra parte, en El mundo, podemos ver artículos que te aconsejan sobre cómo echar a un okupa de tu comunidad de vecinos. Si buscamos un poco en google sobre el tema, podemos echarnos una tarde divertida leyendo comentarios y artículos sobre lo vandálico, egoísta, criminal, y despreciable en general que es la ocupación. Sobre lo injusto que es que alguien esté pagando una hipoteca y otra persona esté viviendo “de gratis” en una casa que no es la suya. Sin dar un palo al agua. Sobre lo vagos y maleantes que son las personas que ocupan, y el gran deber moral con el que debe actuar la sociedad para librarse de esta lacra. Es todo cuestión de justicia, yo tengo lo que me he ganado, y quien no lo tenga es porque no ha querido. Un perroflauta o un comunista. Algo de eso.

Un ocupa es, por definición, un criminal”, dice un comentario a la noticia. Un “criminal” definido como tal por un sistema criminal. Un “criminal” a causa de cierto sistema. Vamos a ampliar un poco las miras. Vivimos, desde la redacción de la constitución -increíblemente vigente ahora mismo-, en un Estado social y de derecho. Papá Estado apareció con el fin de cuidarnos y protegernos, con el deber de garantizar ciertos derechos a la sociedad, y librarnos del mal.

Artículo 1

1. España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político. 

Amén.

Artículo 47

Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho.

¿Amén? Un momento, ¿que ha pasado aqúi?. Vale, la vivienda parece ser un derecho constitucional para “todo español”. Un derecho que papá Estado tiene que garantizarnos, una necesidad básica, como la sanidad o la educación. Un derecho privatizado a manos de ciertas constructoras, inmobiliarias y demas mercado alrededor del mismo. La constitución, por lo que parece, juega a prometernos un bien que no está en sus manos controlar. Ya, queda todo muy bonito, como los Derechos Humanos. Pura poesía.

Sin embargo, para que el Estado tenga viviendas en su propiedad -suficientes como para garantizar ese derecho social-, haría falta dinero que no hay. Lo entiendo, es cierto. Sin embargo, Bankia y los demas bancos rescatados con dinero público parece que no lo entendieron, ni falta que les hizo. 51.303 millones de euros, que prácticamente se regaló a los bancos, y de los que se han recuperado un 4%. Era necesario, habia que hacerlo. Podría incluso colar ese argumento, sin embargo, casualmente la mayor parte de las casas ocupadas son de propiedad de los bancos -véase la PAH, la Sareb es Nuestra, o los propios principios del movimiento okupa. ¡Tiene principios, si!.-

Los bancos rescatados con dinero público -destinado en un principio a asuntos sociales-, no se pueden permitir devolver el dinero prestado, ni en efectivo ni revirtiendo en acciones sociales. Por eso se permite que lo retengan, son el pilar de la economia y no podemos permitir que se hundan. Sufren mucho con la crisis.

johnson morgana vargas llosa

No se cuantos banqueros han sido deshauciados, viven por debajo del umbral de la pobreza, o son explotados por sueldos miserables. No son los bancos los que sienten la crisis en sus carnes. La situación para conseguir un trabajo minimamente decente es brutal -sobre todo si perteneces a algun colectivo en riesgo social, entre los que estamos los jóvenes- y eso es algo que vivimos practicamente todas. Si no tengo ingresos, en una sociedad en la que la vivienda esta privatizada a tal nivel, ¿como puedo ejercer mi derecho constitucional a la misma? Ya no constitucional, lo siento, derecho vital.

Esto con suerte, si no he caido antes en la trampa de la hipoteca. Si me he hipotecado la vida, contando con un trabajo “estable” que ahora ha desaparecido -por supuesto, no por mi culpa- ¿que hago?. El banco reclama lo que “es suyo”, y yo acabo en la calle, ademasde endeudado. Es interesante como las primeras personas en ser deshauciadas lo vivieron todo como un enorme fracaso personal. Todo era su culpa, porque el banco vendía que era su culpa.

rato-975x390-23977

Las ocupas de las que hablabamos, con tres hijos a su cargo, ambas sustentandose con el trabajo como cuidadora de comedor de una de ellas, fueron deshauciadas porque dejaron de poder pagar su hipoteca. Y dejaron de poder encontrar trabajo -no por ellas, caballeros, porque no lo hay-. Y, en la calle las cinco, por suerte entendieron que nada de esto era su culpa. Que hay bancos rescatados con dinero publico y con miles de casas vacías en su propiedad. Que los bancos tienen el deber de revertir en la sociedad lo que se ha invertido en ellos, y una de las necesidades mas urgentes son las viviendas. Algo que casualmente les sobra. Esto no implica robarle la vivienda al banco. Por supuesto, sigue siendo de su propiedad, pero está siendo utilizada mientras está deshabitada por alguien que lo necesite. Eso que llamaríamos vivienda social, que nos suena tan extraño

Esas viviendas son parte del capital de los bancos, del que mas de cincuenta-mil-millones-de-euros nos deben a todas nosotras. Y no podemos esperar que desde la institución se lleve un movimiento contra los bancos, esa entidad sagrada. El estado no le va a exigir las casas a los bancos para garantizar ese artículo cuarenta y siete. La constitución es cosa del pasado. El mercado es la nueva constitución. Es por eso que es necesario que seamos nosotras quienes lo hagamos, quienes reinvindiquemos lo que es nuestro. Quienes defendamos, al menos, los derechos constitucionales frente a los intereses del mercado. Quienes seamos “criminales” por necesidad ante un sistema criminal.

Dime, ¿qué opinas, neoliberalismo?

One thought on “¿Qué opinas, neoliberalismo?

  1. The White Nationalists really are going to have to go if HBD is going to get to work.Most of them have some sort of paranoid delusions that they need to work out with themselves in their mother's basement.Until the WNeataleocons//lp-rightsrs get their heads straightened out, they're going to continue to runoff Smart Fraction Republicans and libertarians with their Thor/Siegfried rantings.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *