TODO EN LA VIDA ES UN PAÍS EXTRANJERO

Con nueve años escribía diarios. Ya estaba pensando en la vida de la fama. La de Telecinco no, la de Manrique. Es difícil recrear todo aquello, como si le hubiera pasado a una persona distinta o lo hubiera visto en una película, pero recuerdo que creía que todo iba a explotar y alguien encontraría los cuadernos mucho después de que me hubiera muerto, y habría sido como un mensaje en una botella que recorriera no solo el espacio sino el tiempo, y creía que sería genial encontrarse algo así, o por lo menos a mí me habría gustado encontrarlo.

no soy tan volada como para irme de golpe a vivir a mi mundo de frases entrecomilladas, mindfulness en la oficina y quinoa para merendar

118¿Te sientes estafada? Yo mucho. Siento como si el pasado me hubiera arrebatado el futuro. Y mira que no se puede decir que me haya ido mal en la vida, pero siento que ni puedo confiar en mi misma, porque ahora mismo es como si estuviera viviendo dentro de otra persona, y voy sin cinturón. Me da miedo desconectar del todo y olvidarme de quién podría haber sido, pero me da más miedo no saber quién soy ahora. Ser en este sentido lo veo parecido a querer. ¿La realidad? Que no sabemos vivir, no sabemos querer y no sabemos ser, y todo en la vida es un país extranjero.

Recordarás por qué elegiste tu carrera, o por qué no la elegiste, recordarás haber tomado decisiones y haber hecho mapas de vida, DAFOs de ti mismo, la táctica y la estrategia que mantienes para conseguir lo que quieres. Pues bien, yo hice todo eso y ahora no le veo ningún sentido. Error fatal del Windows.

no he llegado a ese nivel alterado y superior de la conciencia con el que tanto martillean los beliebers de Paulo Coelho ni creo que quiera

Vas aturdida, con tus sentidos borrachos de información, persiguiendo al conejo de Alicia (que sonríe cuando ella lo acaricia) y de pronto, has conseguido que por no haber parado nunca todo se tenga que parar. Te sorprendes de la resignación ante el destino incierto, lo das por acabado, te has aburrido de esperar o de luchar, una opción y las demás te parecen igual de absurdas, vas a la deriva en una sociedad que no tiene freno y no te deja frenar, no al menos si quieres seguir en ella. Estás en ese año. O no, y a mi me dura toda la vida, pero de momento vamos a dejarlo reposar.

compañero3Tengo la sensación de que todo el mundo tiene un plan y de que me estoy quedando fuera, aunque claro, luego te pones a hablar por ahí y descubres que existen pollos tan desorientados como tú y que sin plan no se va mal. Vas toqueteando dando palos de ciega descubriendo cómo te puede asquear tan profundamente esta vida que llevamos, cómo existe gente que puede vivir así, qué tienes tú dentro mal para que no funcione contigo. Te sientes culpable, te sientes fracasada, te ves como una loca. Vas también sorprendiéndote de que todavía se pueda llegar a un nivel mayor de desprecio y al final sigues encontrándote algo que te sigue arrastrando a hacer las cosas bien. Te sigues dando contra la pared porque tú has nacido con raíces en los pies y cabezona como una mula. Pues tampoco está tan mal. Podrías haber nacido aséptica perdía y te lo estarías perdiendo todo.

 Tengo una percepción muy errónea del tiempo. Siento que lo que no ha pasado tiene que pasar ya, y claro, eso solo te lleva a hiperventilar. Si a eso le sumas la desastrosa cotidianeidad que nos rodea y el futuro espeso, otra vez error fatal del Windows. Antes admiraba y envidiaba el sentimiento religioso, ahora envidio a las que ven la vida como un camino, no he llegado a ese nivel alterado y superior de la conciencia con el que tanto martillean los beliebers de Paulo Coelho ni creo que quiera. No soy tan volada como para irme de golpe a vivir a mi mundo de frases entrecomilladas, mindfulness en la oficina y quinoa para merendar.

No quiero pensar que la vida consista en alquilar tu cerebro, tu cuerpo o tu imagen por horas y poder comprarte o consumir algo que te calle, te calme o te canse para seguir dándole duro a esto de subvivir.

Por: RAF Tomaten