Miré hacia el cielo, hacia el suelo, la cara de mi amiga, miré a unas niñas que se revolcaban en mis pies, mis pies, mis manos, el pelo de una señora que bailaba y todo era de colores. Todo estaba repleto de pigmentos magenta, rojo, naranja, verde, azul, morado… y todo el mundo sonreía y bailaba al ritmo de la música hindú, entonces me pregunté ¿Estamos en Villa de Vallecas?  Sin ninguna duda estábamos en Villa de Vallecas, el cartel de la parada de metro lo indicaba claramente por si algún despistado tenía un lapsus como el mío y se pensaba que estaba en el templo Banke Bihari.


Entonces me pregunté: ¿Cómo ha llegado hasta allí esta fiesta? ¿Qué es realmente? ¿Cuál es su origen? ¿Qué celebra?


IMG_7059'1

La fiesta de los colores realmente es una fiesta religiosa hindú que, como muchas otras, se ha occidentalizado, se ha convertido en una moda y se ha expandido a festivales de música, carreras deportivas, discotecas y todo tipo de eventos que no tienen que ser necesariamente en países hinduistas ni ser practicado por gente hindú. Algo así como la Navidad, una excusa más para organizar una fiesta e incitar al consumo, no importa si el resto del año no eres un fiel feligrés.

Este festival, en origen, se celebra en la India, Nepal y Guyana y recuerda la leyenda de Krishna a quien de pequeño la malvada Putana (se llamaba así la mujer) envenenó con su leche materna provocándole un tono azulado en la piel. Como siempre el problema llega con los amorío, y es que Kirshna se enamora de la Diosa Radha (quien no tenía el color de los Pitufos) y para que no existieran diferencias entre ellos este pinta con sus manos el rostro de Radha. Los hindúes celebran su devoción a Krishna durante 16 días del mes de Marzo, con la celebración del Holi también se da la bienvenida a la primavera y por unos pocos días se rompen algunas de las brechas sociales que existen dentro de la propia cultura hindú, los ricos y los pobres se manchan entre sí, del mismo modo que lo hacen los jóvenes y los mayores, los hombre y las mujeres, para ellos el contacto entre hombre y mujeres y desde hace cuatro años las viudas también pueden entrar en los templos para festejar Holi, hasta entonces para las viudas ese era un lugar donde únicamente podían mendigar y no se les permitía participar en ningún ritual.

IMG_7086'1En la India dicen que la fiesta de los colores, el amor y el jolgorio, es la celebración de la victoria del bien frente al mal. Una celebración para librarse de los errores del pasado, para olvidar y perdonar, un día donde la gente paga y perdona deudas (yo tenía alguna pendiente ¿esto quiere decir que me las han perdonado y no hace falta pagarlas?). Hoy en día en España, como en otros países es simplemente una moda y una excusa más para celebrar una fiesta, porque aquí nos apuntamos a todo.

IMG_7125'1Así que ahí estaba yo en uno de los barrios más castizos de Madrid con una desubicación cultural que me hacia delirar con el país de las vacas sagradas y el curry. La gente estaba feliz, en esta pequeña plaza de Vallecas también se consiguió romper algunas brechas sociales, aunque no tanto la de ricos y pobres, si se consiguió que los adultos se quitaran sus complejos y jugaran sin miramientos. El otro día escuchaba una conversación entre dos mujeres en el autobús y una (la más entusiasta) le decía a la otra:

“la edad es una actitud, el número que se pone en la tarta no es una realidad”

Esta frase me hizo pensar durante un rato cual es la edad acorde a mi actitud, no llegue a ninguna conclusión clara pero si a mi parada y me bajé de aquel autobús.

Fotos y redacción: Lucía Gris

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *