De la concentración de poder en la industria

Hace poco salía a la luz la siniestra noticia acerca de que 3 corporaciones están a un tris de controlar las herramientas de producción agraria a nivel mundial. La globalización tenía sus inconvenientes.

Ahora que la crisis del PSOE quema rotativas y la trama Gürtel hace su reaparición en los medios de desinformación, es buen momento para desentrañar la masa de albóndigas en que se está convirtiendo nuestro futuro cercano como civilización. Y es que este poco transparente y mafioso holding dedicado a la producción de fitosanitarios, semillas, abonos, herbicidas, agroquímicos y pesticidas, lleva varias décadas en proceso de unificación empresarial. Así, granito a granito, se están haciendo con el mercado global de producción alimentaria. Como las hormiguitas que acumulan comida en el largo verano del libre mercado, nos la están colando trás trás por detrás.

Años de linchamiento público (que no mediático) de Monsanto, no han servido para debilitarlos, y así, como buena plaga, se han hecho más fuertes. El control de un recurso estratégico, como es la comida – y es que, joder, ¡¿qué hay más estratégico que la comida!?-, por parte de una empresa privada, pone los pelillos de punta. Porque a nadie le gusta no tener escapatoria. Y os debo decir, amigas mías, que de momento no hay escapatoria a gran escala. Esto es como el país que contaba en su arsenal con una bomba H en los años fríos, pero PEOR. Los culpables (aunque listillos) de este jaque mate al género humano son la alemana Bayer, las estadounidenses Dow, Dupont y por supuesto Monsanto (no se pierde una), la china ChemChina y, sorprendentemente, una suiza Syngenta que, traicionando los principios básicos suizos de no mojarse, se encuentra colegueando con las grandes potencias (privadas) que han venido a sustituir a sus potencias estatales-¿públicas?-. La concentración de poder a niveles globales nos convierte a todas en seres vulnerables  a las prácticas nada éticas pero sí rentables de subida de precios y guerra económica.

La información es el nuevo oro. Los fertilizantes el nuevo petróleo. Las megacorporaciones la nueva metrópoli.

Esta curiosa analogía entre estado-nación novecentista y megacorporación del siglo XXI no hace más que preocuparme. Y es que sin que nos demos cuenta el poder ha pasado de manos estatales a privadas en una vorágine muy loca de libremercado y neo-neocolonialismo.

ADVENTURE CLUB

No tienes competencia, no tienes rival y no tienes límites. El sueño húmedo de todo emprendedor.

Controlar la energía, la nutrición, el agua potable y la tierra fértil es la nueva guerra mundial de potencias, a la que como ciudadanos nos enfrentamos sin herramientas potentes y grandes desventajas. Los gobiernos son débiles e  incapaces de resistir un asalto de esta magnitud. Los Estados Unidos no dan miedo. China da un poco de miedo, es verdad, pero una empresa privada internacional con confusa jerarquía en la toma de decisiones y cabezas visibles de poder dan MUCHO más miedo. Quien tenga en este siglo el control de dichos recursos, tendrá el poder absoluto. Con miedo de parecer castrochavista diré que las soluciones más eficaces a este problema serían la nacionalización de los recursos estratégicos para evitar el monopolio de los mismos por manos privadas (ya sabemos, esas manos invisibles). Si negamos con la cabeza cuando algo desprende tufillo socialista, mirar el resultado del oligopolio eléctrico en el caso español aquí (también podéis mirar vuestras facturas de los últimos diez años).

Poco se ha dicho de la tendencia de ciertos bienes al monopolio natural, como por ejemplo, el suministro de agua potable, que conlleva que su privatización se convierta no en un negocio sino en una gallina de los huevos de oro. No tienes competencia, no tienes rival y no tienes límites. El sueño húmedo de todo emprendedor.

Lo curioso es, que pocas voces liberales se alzan en contra de este tipo de monopolios, que distorsionan el mercado y arruinan sociedades. Vaya, parece que la mano invisible se está convirtiendo en la mano llena. La máquina propagandística cuando esto sucede calienta motores y las palabras Venezuela y comunismo no tardan en aparecer. Un discurso objetivo y racional nos conduciría a debatir y combatir la existencia de estos monopolios, y los primeros que deberían abrir la boca serían esos que se la llenan con el libre mercado y sus beneficios. La belleza de la teoría económica liberal sobre el papel se convierte en caciquismo demasiado rápidamente y no aguanta una crítica.

 monopolioPiensa en que no necesitas sacar los tanques a la calle y bombardear ciudades si puedes cortar el grifo de recursos básicos. Que no necesitas diplomacia si tienes las semillas (o mejor, el fertilizante). Que no es útil una declaración de guerra si tienes el control de la tierra. Que los ejércitos, los gobiernos, las embajadas, los tribunales, la realpolitik, los partidos y los sindicatos, la patronal, son indiferentes si tú tienes el verdadero poder.

La deudocracia es el pasado. El monopolio is the new black.

Por: RAF Tomaten

 

 

SER RUNNER ES PELIGROSO

Un pisito en la sierra Norte de Madrid puede llegar a costar la mitad que uno en un barrio a las afueras de Madrid, y ya no digamos en el centro donde se dispara completamente. Aunque mucha gente decide establecerse en la sierra no solo por el precio, sino por la tranquilidad que ofrece un pueblo (o urbanización) o el aire limpio que se respira.

Hoy traigo malas noticias para los residentes de estas villas alejadas de la urbe: SU AIRE NO ES TAN LIMPIO COMO PARECE. Para ello voy a intentar explicar de la forma más simple el comportamiento de los agentes contaminantes que se encuentran en el aire que se producen en las grandes ciudades y “viajan” kilómetros a la redonda.

runner

En las grandes ciudades a las primeras horas de la mañana muchos trabajadores deciden acudir al tajo en coche. El tráfico privado matinal protagoniza la producción de NO que es el primer actor que entra a escena en esta historia. El NO es producido por la combustión a altas temperaturas que sucede en los motores de los coches a partir del N2 atmosférico.  Este NO, la verdad es que en un principio se encarga de destruir el “ozono malo”, el ozono que es tóxico para la salud; no el de la capa de la estratosfera de ese podemos hablar otro día. En esta destrucción se produce NO2 que es el tipo más conflictivo de esta historia. A parte de otras reacciones que nos podrían sobrepasar tanto a nuestro cerebro como a nuestros pulmones, reacciones que no paran de asfixiar al mundo debido a los COV’s.

La luz y el calor, sobre todo de los largos días de verano, devuelve el NO2 al NO anterior expulsando un radical oxígeno que, tan fácilmente, reacciona con el O2 para dar el “ozono malo”. Un O3 que es capaz de viajar kilómetros arrastrado por el viento y llegando a lugares inesperados donde parece un sitio seguro para la salud

Olvídate de ser un runner de moda que sale por su barrio en las afueras repleto de zonas verdes. Olvídate de montarte en la bici por la sierra y llegar al pueblo de al lado al atardecer. Olvídate de salir a dar un paseo por las noches de verano a tomarte un heladito o una horchata en la casa de la playa. Nadie escapa a la toxicidad del ozono. No resulta un grave peligro para la salud, no obstante en niños, ancianos y personas con problemas respiratorios podría agravarse; sobre todo especial cuidado a deportistas ya que al practicar deporte tu cuerpo demanda una cantidad mayor de oxígeno y, de manera inconsciente, inspiras mayor cantidad de aire.

El O2 se acumula en la periferia de las ciudades debido al tiempo de vida del ozono y a que existe menor cantidad de NO que pueda destruirlo, resulta irónico ¿no?

Con esto no pretendo abolir el deporte al aire libre: que no practiques deporte ni dentro ni fuera de la ciudad. Practicar deporte es saludable. Quizás una solución sería consultar los picos de ozono en tu barrio o pueblo, pero sería como barrer y esconder el polvo debajo de la alfombra.

Yo apoyo la solución de la que nos ha hablado RAF TOMATEN en su artículo “fuera coches de nuestros barrios” que admite que el problema medioambiental de Barcelona se podría disminuir devolviendo las calles a los ciudadanos, incentivando el transporte público y limitando el tráfico privado.

Paris.

Fuera coches de nuestros barrios

El Ajuntament de Barcelona ha presentado su nuevo plan de movilidad para la ciudad, titulado Omplim de vida al carrer. Los muy bolivarianos pretenden que con un presupuesto low cost, la ciudad reconquiste al coche el espacio ocupado por la circulación y el aparcamiento de vehículos. La era del automóvil está llegando a su fin, y hay ciudades que se están anticipando a esta caída del imperio del motor planificando y reestructurando el orden dentro del caos urbanístico. De entrada, Barcelona pretende invertir 1,7 millones de euros iniciales en cinco manzanas de Sant Martí y continuar por otras zonas del Eixample -ampliación urbana del plan Cerdà- con un presupuesto de 10 millones. Barcelona és bona si la bossa sona, vaya.


El Ajuntament de Barcelona quiere que, además de coches, por las calles pasen “otras cosas”, y es que ¿quién no recuerda cuando aún se salía a las plazas y no se bajaba al recinto de la urba? Entre los carteles de PROHIBIDO JUGAR A LA PELOTA-todo un clásico ya- y las grandes avenidas de los PAUs-de las que ya hablamos en su día-, estamos reconvirtiendo los barrios en meros contenedores de viviendas separados por asfalto de doble sentido, y unas aceras peatonales que van disminuyendo de tamaño conforme pasan los años.

barrioEste plan pivota sobre la idea de la creación de superilles (superblocks en inglés y supermanzanas en castellano), un concepto que no se ha inventado Colau, sino que ya existía en la ciudad y que se remonta al menos a dos legislaturas anteriores, donde ya se proyectaron barrios asíy quedaron un poco en el aire, como los proyectos que se te ocurren con tus colegas un sábado noche-.

En Gràcia, el Lavapiés barcelonés, esta redistribución del espacio se llevó a cabo como piloto hace unos diez años, poniendo en pie de guerra a comerciantes, que decían verían mermar sus negocios, al no poder acceder a ellos los clientes en coche. Una vez más comprobamos que nunca llueve a gusto de todas, y que en las ciudades por suerte o por desgracia conviven intereses enfrentados que son difíciles de conciliar. Aquí entraríamos a debatir si la construcción de macrocomplejos comerciales en las afueras, a los que se suele acceder en coche, complica la supervivencia del comercio de barrio, y si verdaderamente frente a este hecho se encuentra el restringir el tráfico en ciertas zonas de la ciudad, pero esto es carne de tertuliano.

En cualquier caso, no está de más el repensar de la ciudad y pretender devolver a la ciudadanía peatonal su protagonismo dentro de los barrios, creando islas peatonales a partir de perímetros de manzanas donde se reducirá –en función de los resultados de las fases previas de seguimiento– el tráfico privado. La velocidad será limitada-también con objetivos disuasorios– con un objetivo global de alcanzar el 94% de espacio peatonal dentro de la superille.

Lo mejor de todo esto es que este plan no exige grandes obras o intervenciones-que Colau no es Gallardón-, y que se apoya sobre lo que ya comenté en otros artículos, la posibilidad de mejora y de planificación basándose en los recursos disponibles y priorizando el diseño o la reestructuración del espacio, frente al cementazo y volvemos a empezar. Este tipo de planes exigen un cambio de mentalidad institucional, que se basa en la identificación de necesidades reales de las vecinas y no en un delirio faraónico. Así mismo, este tipo de planificación exige una visión holística del asunto, que en este caso parece cubierta, ya que está siendo consensuado con las plataformas vecinales y coordinado con la  nueva red de autobuses urbanos, que pretende ser más eficiente que la anterior y cubrir la demanda con menos tiempos de espera, optimizando los recorridos y las líneas. No es por alabar sin más, es que es sorprendente que una Administración en este país se haya parado a pensar en este tipo de cuestiones. A mi me dan ganas de llorar de emoción.

barcelonaLas necesidades de un plan de este tipo van mucho más alla de la devolución de las ciudades a los peatones o las exigencias de más zonas verdes en el casco urbano, y es que tendemos a pasar por alto que de Europa aparte de subvenciones y turistas también llegan órdenes, en este caso requerimientos de no superación de los índices de contaminación en las ciudades para 2018- ya veremos que hacemos en otras ciudades como Madrid-.

La tendencia bajista del uso del vehículo privado como medio de transporte facilita en gran medida la implantación de este urbanismo de bajo coste, y las alternativas a nuestra disposición van desde el uso compartido de un pool de vehículos gestionados a través de una app -vemos que las grandes están ya en ello-, hasta el replanteamiento de la circulación en las ciudades a través del impulso a la red de transporte público-digamos, mejorando su eficiencia y frecuencia– o el uso de la bicicleta. Ninguno de ellos por separado es el sistema perfecto que acabará con nuestros problemas, pero está claro que una red combinada de medios es mejor alternativa que el sistema actual, altamente ineficiente y contaminante, en el que los vehículos privados son usados sólo un 6% del tiempo por su propietario y se mueven nueve toneladas de vehículo para el transporte de un solo viajero.

Las ventajas sociales o propiedades emergentes que puede generar este  modelo, y según aparece recogido en el Plan de movilidad:

La implantació de les Superilles també vol millorar la promoció de l’autonomia de les persones, especialment d’infants i gent gran, pel temor que genera el trànsit; el foment de les relacions intergeneracionals, mitjançant espais públics adequats de trobada i de lleure; la potenciació dels vincles afectius de les persones amb el seu entorn; i l’increment de la seguretat ciutadana, a través de l’augment de la vitalitat dels carrers.

 irían desde la creación de redes vecinales fuertes y sentimientos de arraigo, hasta la potenciación de la autonomía de mayores y pequeños, al mejorarse la seguridad vial dentro de las superilles y disminuirse el temor que genera el tráfico, además de crear espacios de encuentro y de ocio.

Si queréis saber más de las superilles y del plan de movilidad coordinado entre el ayuntamiento de Barcelona y la Urban Ecology Agency, podéis consultar aquí. Si queréis flipar con el revuelo que ha causado en los medios internacionales y el nulo eco nacional que ha tenido en este país, mirar esto.

Por: RAF Tomaten

DDT, la amenaza fantasma

Es bien sabido que la mayor parte de la composición de la materia viva está compuesta por carbono (C). La molécula de carbono más sencilla resulta ser el CH4 (gas metano), no obstante, a medida que avanza la ciencia química se sintetizan nuevos compuestos a partir de otros. Aquí es donde entran a escena los derivados halocarbonados. Los productos de limpieza y los fertilizantes son un claro ejemplo de avance tecnológico y de la bóveda político-económica que rodea la investigación.

ddt retrato

Retrato del sospechoso

Empezaron con el cloroformo (potente “valeriana”) o el tetracloruro de carbono usado como limpiador, hasta llegar al DDT, el prota de hoy.

Paul Hermann Müller recibió el premio Nobel en 1948 por el descubrimiento del DDT en su uso como veneno para diversos insectos transmisores de enfermedades. Polémico acto debido al que fue un premio de medicina otorgado a alguien que no era médico, sino químico.

Los inicios del DDT fueron la búsqueda de nuevos plaguicidas que solventaran de una manera eficaz los problemas de las malas cosechas debidas a plagas. Y así fue, provocó una mejora de las cosechas en diferentes puntos del planeta donde se empezó a distribuir.

Poco después, Paul Müller dio una vuelta de tuerca al asunto y promovió el uso del DDT para prevenir enfermedades provocadas por diferentes insectos como la Malaria o el tifus. Tal fue el boom, que en la Segunda Guerra Mundial se repartió entre los soldados como piojicida untando toda la cabeza con DDT en polvo, donde produjo muchas intoxicaciones agudas e incluso suicidios entre la tropa. No obstante, el DDT mostró “gran eficacia”.

Rachel Carson criticó duramente en los años 60 con su libro, Primavera Silenciosa, al DDT. Tal fue el impacto político-ambiental que en 1973 se prohibió su uso en EEUU por el director de la EPA alegando que “la decisión tomada no tiene nada que ver con la ciencia, es una decisión política”. En el aspecto internacional, es comentado en algunas convenciones, pero no es hasta la Convención de Estocolmo en 2001 donde propone eliminarlo junto con otros COPs (Contaminantes orgánicos persistentes).

El gobierno del PP y del PSOE con Jaume Matas y Cristina Narbona no fueron capaces de introducir una prohibición total del DDT hasta el 2008 con el cierre de la fábrica Montecinca ubicada en Huesca con el principal productor de DDT como producto secundario de la síntesis de su top ventas, el Dicofol.

matas-joanllado2--644x362

J.M. pensando sobre el DDT

Se llegó a registrar una concentración de DDT de hasta x1000 veces superior a lo permitido en el río Cinca, río donde se producía el vertido del DDT por Montecinca.

Se registraron altas dosis de DDT en todo tipo de animales (incluidos humanos) sobre todo en el hígado de los peces y en aves. Por lo que el gobierno de Aragón, en aquellos años, tuvo que emitir una “Guía de Salud para el Consumo de los Peces procedentes de Ríos Afectados por Contaminantes en Aragón”.

El DDT es una sustancia poco soluble en agua, pero muy soluble en grasas, aceites y algunos disolventes orgánicos. Por lo que es fácilmente acumulable en grases de animales.

Según GreenPeace, en el río Cinca con frecuencia se sobrepasaron los límites en la emisión de cloroformo y tetracloruro de carbono, el pH presentaba valores extremos, la DQO variaban notablemente con valores muy superiores a los 1.000 mg/L y los cloruros se encontraban por encima de lo permitido detectándose incumplimientos en la concentración de DDT al menos en 10 ocasiones.

rio cinca

El río Cinca del noreste de España que nace en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, en el Pirineo Aragonés

Al desconocerse el mecanismo de acumulación química del DDT en ciertos medios, no quedan evidencias científicas de la bioacumulación; mas es lógico pensar que algo pasa.

Actualmente a Rachel Carson queda inundada por la lluvia de críticas a Primavera Silenciosa por afirmaciones falsas, construir frases de tal manera que sugería “cosas” sin decir verdad… coronándola como la <Madre> de todos los fraudes ecologistas que le siguieron.

La Organización Mundial de la Salud declaró que el DDT había “matado a más insectos y salvó a más personas que cualquier otra sustancia.” La prohibición del DDT causó tanto daño a la comunidad científica que se llegó a decir frases como esta: “Si se diese una prohibición mundial del DDT, entonces Rachel Carson y su libro “Primavera Silenciosa” estarían ahora matando cada año a más gente que la que mató Hitler en todo su Holocausto”. En contraposición se seguía manteniendo que se trataba de un biocida ya que había resultado perjudicial e, incluso, mortal para diversidad de fauna.

Quedan en entredicho las críticas a Carson y, por el contrario, a la comunidad científica; y expuestas a polémicas.

Paris.

TTIPleaks

Es imposible que no hayáis oído de refilón las siglas TTIP. Hace unos meses era la moda conspiranoica, del rollo reptiliano, con ese secretismo de alto nivel, que no dejaban a los eurodiputados ni llevárselo de donde estaba. Este nuevo horrocrux de Occidente tiene como fin proteger los intereses económicos y comerciales de las democracias de bien ante el auge de los mercados asiáticos que nos la van a liar de aquí unos años vengándose de Hồ Chí Minh. Pues los de GreenPeace han hecho un leak asique de aquí a unos meses se sumarán a la lista negra de los yankis que ya encabezan Assange, Snowden y Manning.

Protestors take part in a demonstration against the TTIP (Transatlantic Trade and Investment Pact) in Berlin, on January 17, 2015. Around 20000 people demonstrated in Berlin with the motto "We are fed up with it" (Wir haben es satt) against the disputed pact. AFP PHOTO / DPA / MAURIZIO GAMBARINI GERMANY OUT

Protestors take part in a demonstration against the TTIP (Transatlantic Trade and Investment Pact) in Berlin, on January 17, 2015. Around 20000 people demonstrated in Berlin with the motto “We are fed up with it” (Wir haben es satt) against the disputed pact. AFP PHOTO / DPA / MAURIZIO GAMBARINI GERMANY OUT

Aquí os podéis bajar la mitad del borrador del TTIP a fecha de Abril de 2016, resultado de la 13 (treceava!!!) vuelta de consultas entre EEUU y la UE. Yo la verdad me siento un poco despreciada pensando que llevan 13 asambleas y no me he enterado de nada de lo que ha pasado en ellas, y ni siquiera los eurodiputados que han consultado la documentación han podido informarnos, ya que casi los tienen bajo secreto confesional. Todo esto ya nos tendría que dar que pensar, ya que bajo la máxima de solo los criminales tienen miedo a que los descubran, deberíamos de sentirnos, como mínimo, recelosos de lo que está tramando esta gente a la que pagamos para que defienda nuestros intereses. De esto de clasificar documentos sabemos mucho en España.

Desde mi punto de vista, los trapicheos con EEUU nunca han acabado bien, solo hay que echarle un ojo a Sudamérica u Oriente Próximo. Las lía parda, esto es indiscutible. Se comporta como una potencia colonial, esto también es indiscutible. Su backyard es el resto del mundo. ¿Entonces por qué nos pone tanto tener amiguitos en ese lado del Atlántico? Pues porque el viejo continente está con un pie en la tumba económica y moral y el auge de nuevas potencias nos va a dejar muy fuera. El TTIP cubrirá todos los sectores económicos salvo el de la industria del cine y la música -a petición de los franceses-. La sanidad, la regulación laboral e impositiva y la protección al medio ambiente, junto con los cambios jurídicos previsibles, son lo que más miedo da. Por cierto, que lo está negociando la Comisión Europea, esa gente a la que ni siquiera votas. Su objetivo es acabar con las barreras comerciales y financieras entre EEUU y la UE, y porque no pueden acabar con el Atlántico que si no, también. Y encima la presión lobby se está convirtiendo en presión bully.

TO GO WITH AFP STORY BY ERIC RANDOLPH (FILES)-- A file photo taken on October 9, 2008 shows an ultralight helicopter hovering above a field where activists from Greenpeace and Austrian organic farming association BIO AUSTRIA wrote the message "NO GMO" (Genetically Modified Organism) by planting light green coloured organic buckwheat in a field of organic peas in Breitenfurt, some 60 Kilometers south east from Vienna. While the United States, Canada, Brazil, Argentina and China and many other countries have warmly embraced genetically modified crops, Europe remains the world's big holdout. AFP PHOTO/DIETER NAGLDIETER NAGL/AFP/Getty Images ** OUTS - ELSENT, FPG - OUTS * NM, PH, VA if sourced by CT, LA or MoD **

Aquí un señor quejándose de que Europa no para de patalear contra los transgénicos. Tupacamaru se vengará con el amaranto inca.

El ejemplo más mediático de lo que EEUU considera barrera comercial, es la imposibilidad de exportar algunos alimentos a Europa por nuestra regulación respecto a hormonas de crecimiento, OMGs, químicos y pesticidas (Directiva REACH). Es decir, no solo se pretende acabar con las barreras arancelarias-ya bajas- sino con las no arancelarias-punto tan ambiguo que implica a cualquier regulación constitucional o no que representen un obstáculo para el comercio-.

Y encima la presión lobby se está convirtiendo en presión bully.

Barrera comercial es también nuestra jurisdicción. Bajo el TTIP se crean juzgados especiales (ISDS hasta que se empezó a cantear y le cambiaron el nombre a  ICS), con competencias de arbitraje en materia de resolución de conflictos entre compañías y estados. El conflicto puede ser que una compañía crea que se esté legislando en contra de sus intereses o se estén creando barreras injustas a su actividad económica.

berlinprotest_euractiv

Alemanes protestando contra el TTIP ¡¿De dónde sacan financiación para esas campañas que parecen las Fallas?!

Si, parece ser que alguien ha pensado que desde que hay multinacionales con mayor capital que el PIB de países, eso les da derecho a ejercer jurídicamente como igual ante un Estado y pasarse por el forro la soberanía y el autogobierno para denunciar bajo leyes internacionales y tribunales privados cualquier regulación estatal de protección medioambiental o sanitaria.

Bajo el TTIP también se contempla la cooperación regulatoria, que básicamente permite a cualquiera de las partes del acuerdo poner en cuestión la normativa existente o futura. Se contempla también la creación de comités que unilateralmente puedan cambiar partes del acuerdo, sin contar con el Parlamento Europeo- y menos con los nacionales-. Recordemos que a los que votas si quieres son los que no tienen voto aquí.

En una encuesta reciente realizada en EEUU y Alemania, se demostró el poco apoyo público que tiene este tratado comercial entre la población, que pasó del 55% favorable en 2014, al 17% en 2016. Y esto no lo ha conseguido GreenPeace filtrando el borrador del acuerdo, lo ha conseguido la oposición legítima a un tratado que se está firmando de espaldas a la ciudadanía y con completa opacidad. Si es bueno para la población, ¿por qué no se publica? Si una de las partes firmantes es representante no electo de las democracias de la UE ¿Por qué no se somete a escrutinio?.

Desde el punto de vista sanitario, de protección del consumidor y medioambiental, los documentos filtrados del borrador del TTIP incluyen lo siguiente:

Fin del principio de Precaución

Mientras que en EEUU se rigen por una toma de decisiones basada en riesgo, en Europa nos regimos por el principio de precaución (art. 191 del Tratado de Funcionamiento de la UE). Aunque a priori parezca una gilipollez, esto supone que las sustancias potencialmente nocivas, en EEUU se gestionen bajo la máxima de si no se ha demostrado que son malas, es que son buenas. En Europa la máxima es si no se ha demostrado que son inocuas, son peligrosas y hay que evitarlas y gestionarlas con cuidao. En el TTIP no se menciona en ningún punto el principio de precaución, lo que limita la toma de medidas preventivas a nivel regulatorio-que además entrarían en conflicto con la exportación y con la defensa de los derechos legitimísimos de los inversores-.

Poder Lobby en las fases iniciales de la toma de decisiones

La sociedad civil no ha tenido acceso a la información en relación al TTIP, mientras que grandes corporaciones han conseguido participar en ellas, como se demuestra en los documentos filtrados repetidas veces y de manera explícita, la necesidad de consultas con la industria y las consultas ya realizadas.

El TTIP entra en conflicto con la Regla de Excepciones Generales

En ningún capítulo se menciona esta norma, que lleva 70 años vigente en el Acuerdo GATT de la Organización Internacional del Comercio, y que permite a los países regular el comercio para proteger la vida y la salud de seres humanos, animales y plantas, o con el fin de conservar los recursos naturales no renovables. Esto parece otra gilipollez pero acordémonos de por qué tuvieron que inventarse las B corporations.

Sus defensores alegan los argumentos típicos de estas liadas: que se van a crear puestos de trabajo y que el PIB va a aumentar y que se acaba la crisis y que no tenemos ni puta idea del libre mercado. Me pregunto cómo van a crearse puestos de trabajo liberalizando una zona económica en la que también está en el ajo México con el NAFTA y la competencia desigual entre las multinacionales y las pymes. Solo en ese punto ya se huele una nueva precarización del mercado laboral. Mientras EEUU está negociando en paralelo otros acuerdos comerciales con Asia y Canadá, cubriéndose el culo, en Europa estamos poniendo en bandeja el continente entero.

 

 

¿Responsabilidad Social Corporativa?

Se huele en el aire, se nota en la tierra, se siente en el agua. El verde es la moda. Reinventarse o morir. De la misma manera que Nokia pasó a la historia por no saber adaptarse a la era digital y a los nuevos humanos antiteclado, las grandes empresas están apostando fuerte por un caballo que antes de salir ya se está quemando. Este caballo se llama ser verde, crecer y no darle latigazos a tus trabajadores. Pero también se llama hacerte autobombo de lo bien que lo estás haciendo para que los grupos de interés del contexto de tu organización (accionistas, vecinxs, grupos ecologistas, sindicatos…) no te la líen parda. Es una fina línea entre contar y pavonearse. Una fina línea estratégica que te permite un mejor posicionamiento respecto a tus competidores en el mercado.


hipoteca-verde

Aparte de las plantas y Heineken, a partir del año 2000 también existen las hipotecas verdes

Esta RSC se recoge en Informes anuales de Sostenibilidad. Ese informe tiene fines panfletarios, por lo que al elaborarlo debes tener en cuenta que no importa que tu Organización fabrique en algún país asiático y explote tanto al medio como a seres humanos, que la ingeniería poética te va a permitir quedar hasta bien en esta evaluación del desempeño.

No creo que estos Informes tengan como fin apaciguar las conciencias de las empresas, en tanto que se presentan como valedoras de la sostenibilidad-sea lo que sea que signifique-de la justicia social y de la compatibilización exitosa de las tres esferas (social, económica y medioambiental), sino que es puro márketing. Un márketing muy elaborado, con muchos números, muchos datos, muchos certificados y muchas gráficas, pero al fin y al cabo, un márketing que parece funcionar, ya que existen tantas maneras de hacer los informes sin incumplir la norma que los certifica, que lo que pasa es que a veces no se les puede ni chistar, ya que estarán contando medias verdades, pero al fin y al cabo es voluntario, y no existe una obligatoriedad para su cumplimiento.

hmconscious

Ejemplo de cómo quedar bien con tan sólo usar la palabra sostenible y plantas o cosas verdes en el anuncio. Si queréis flipar aquí está el link al informe de sosteibilidad de Inditex, para que no penséis que me paga Amancio.

Aunque sí que existe una voluntariedad obligada de elaborarlos. Digamos que las empresas están voluntariamente obligadas a contratar a gente para que le haga informes de sostenibilidad así como a publicistas verdes que les laven la cara, ya que si tu competidor lo hace, ya cuenta con algo con lo que defenderse con lo que tú no.

A nivel mundial, existe el estándar Global Compact UN, en el que las empresas participantes se comprometen a elaborar informes de progreso en cuanto a los objetivos del Milenio y contribuir al desarrollo, defender los derechos humanos y luchar contra la corrupción blabla y la paz mundial. Te echan si en dos años no presentas tus papelitos. Estos documentos se revisan entre los miembros del pacto (las empresas que se han comprometido), no mediante certificadoras externas. También puedes optar por la Norma SGE 21 de Forética, que te permite certificarte. No sé si habéis pasado en coche por la frontera de Marruecos, pero a los policías de allí lo que les pone es que le lleves muchos papeles llenos de sellos, les da confianza. Pues con los sellos de certificadoras en esto, pasa igual. A los consumidores y potenciales clientes nos pone ver sellos verdes. Como no, aquí también hacía falta una ISO, en concreto la ISO 26000:2010. Tu les pagas para acceder a la norma, y luego pagas para que alguien te haga lo que tenga que hacer para cumplirla o no cantearte, y luego pagas al que te la certifique. Esto va de soltar pasta. ¿Qué podría hacerse con toda esa pasta gastada en formalismos, sellos, informes y reportes?


marepsol

Esto que veis es el Plan de Sostenibilidad de Repsol que podéis consultar aquí. Sí, ser una petroquímica y dedicarse a prospectar en Canarias no es incompatible con la RSC. La vaguedad de sus intenciones -“expectativas”, lo llaman- cubre muy bien las espaldas. Que la policía no es tonta.

Se me olvidaba la GRI-Global Reporting Initiative, también con sus guidelines propios. Como todo va de ser respetuoso con los trabajadores, el medio y además crecer, casi todos los indicadores y criterios de las normas son iguales. Esta última guía de RSC va un poco más allá que las otras y exige bastante calidad en cuanto a contenido, claridad, comparabilidad (con otros informes), exhaustividad y un sin fin de criterios más. Una vez elaborado el informe, viene una empresa certificadora te echa una firma y ya puedes fardar. Pero ojo, que normalmente no se manchan las manos.


coletillafinal

Esto es lo que pone al lado de la firma de la certificadora KPMG en el Informe de Sostenibilidad de NH Hoteles. Me da la risa porque quería que os fijárais en como se aseguran de que quede bien claro que su trabajo es limitado y que no se corresponde con el de un trabajo de seguridad razonable. Suele ser la coletilla final de toda certificadora cuando no se pone en serio a hurgar en la empresa. La letra pequeña que nadie lee. Por supuesto NH no duda en afirmar que su informe está certificado.


Era de esperar que todo el mundo se subiese al carro, ya que este es un nicho de negocio que no se podía dejar de escapar en la era ecológica y llena de cada vez más gente que se preocupa por si su ropa despide tufillo a sufrimiento vietnamita o si está durmiendo en un hotel que gasta mucho en calefacción. Eficiencia y conciencia para yuppies.

Lo que conseguirán con todo esto, tras unos años de martilleo greenwashing, será desprestigiar planes e intentos reales de hacer mejor las cosas al hacer recelar de este tipo de publicidad a los consumidores y clientes. A mi por lo menos cada vez que oigo la palabra sostenibilidad o veo fondos verdes se me ponen los pelillos de punta.

Mi objetivo no es alentar un ejército de haters de lo ecológico, sino que le déis una vuelta a esto que está tan de moda y os intereséis por distinguir lo que son y lo que no son buenas prácticas en materia social y medioambiental, aunque sea a partir de una memoria de sostenibilidad creada para que no puedas distinguir una de otra. No seáis el policía de la frontera de Marruecos la próxima vez que veáis un certificado verde.

Por: RAF Tomaten

 

SOBRE EL DERECHO A LA INFORMACIÓN PÚBLICA DEL MEDIO AMBIENTE

Juan Carlos I suscribió campechanamente, a todos los que vieren y entendieren, claro, la Ley 27/2006 del 18 de Julio, por la que se regulan los derechos de acceso a la información, de participación pública y de acceso a la justicia en materia de medio ambiente. Puede que no tuvieras ni idea de que existía una ley que protegía y defendía tu derecho como ciudadana a acceder a la información, a participar y a poder defenderte, en materia de medio ambiente, pero existe. Alabemos a Europa, por obligarnos a trasponer las Directivas 2003/35/CE y la 2003/4/CE, por las que se establecen medidas para la participación del público en la elaboración de determinados planes y programas relacionados con el medio ambiente, y del acceso público a la información medioambiental.

Hippie_Bus

Los del Parlamento y el Consejo Europeo cuando empezaron con el rollo comeflores de proteger tanto al medio como a las ciudadanas (europeas, claro) y se liaron a escribir Directivas en cadena para enmarronar a nuestros gobiernos.


Nuestra Constitución-o mejor dicho, la Constitución que nos dieron-, establece al medio ambiente como bien jurídico propiedad de todas, es decir, como derecho, a la vez que dicta el deber de conservarlo y protegerlo, tanto por la Sociedad como por las Administraciones. Para poder ejercer el derecho y el deber se requiere participación pública real en la toma de decisiones. Lo mejor de todo es que esto no es poesía mía, sino que es la exposición de motivos de la Ley 27/2006, que parece que ha redactado una comisión del 15M. La realidad jurídica comparada con la realidad cotidiana queda como muy fantasiosa, pero el papel lo aguanta todo, claro. El derecho medioambiental ha tenido un subidón en los últimos veinte años, resultando en farragosas leyes, derectos, directivas, convenios que al final nadie conoce y a nadie le importan, pero quedan muy bonitos y como que apaciguan las conciencias de los que los escriben, me imagino. Y ala, todos a poner por escrito que hay que proteger a Pachamama.

Si aceptas su burocracia, les quieres joder su sistemilla disuasorio y asumes que vas a tener que invertir tiempo y esfuerzo, tu capacidad de liarla, de paralizar o modificar proyectos, planes, programas y autorizaciones, es inmensa

Tanto las dos directivas anteriores, como la trasposición en ley nacional, proceden de los acuerdos del Convenio de Aarhus de 1998, en los que gente muy hippie decidió que todas tenemos derecho a acceder a la información-no a ser informados-, a participar en la toma de decisiones y al pilar de acceso a la justicia en la que se introduce una previsión que habilitaría al público a entablar procedimientos administrativos o judiciales para impugnar cualquier acción u omisión imputable, bien a otro particular, bien a una autoridad pública, que constituya una vulneración de la legislación ambiental nacional. Es curioso esto, porque en el sector del Medio Ambiente la responsabilidad de lo que ocurra recae especialmente sobre las ciudadanas. Si no nos importa, por omisión o por desconocimiento, lo que pase está siendo también culpa nuestra. Entona el mea culpa por no estar al tanto de los boletines oficiales de ayuntamientos, comunidades autónomas y Estado. Actívate ya un RSS, coño.

A lo que me refiero es que la magnitud de la información a controlar, y la capacidad humana de involucración, junto a la preparación técnica suficiente para traducir y aplicar la neolengua, son variables importantes que determinan el alcance de este derecho medioambiental, y que hacen difícil su aplicación como deber. O existe mayor implicación ciudadana, o la delegación en la Administración será la que decida. Creo que todas sabemos qué ocurre cuando decide. Es discutible también que se pretenda esa participación ciudadana cuando el acceso a la justicia tiene una componente económica que no puede transgredirse. Si pudiera, me empapelaba y metía a juicio a la mitad de las Administraciones, pero no tengo, como casi nadie, capital suficiente para sostener procesos judiciales largos y costosos. Por mucha razón y derecho que tenga, aquí está la primera discordancia de la realidad jurídica con la realidad cotidiana.

La Constitución también establece derecho a pataleta, así que una vez arreao con la imposibilidad, aquí viene algo bueno. Tú puedes paralizar proyectos sin encadenarte a árboles e impugnarlos a través de alegaciones. Lo que no descarta encadenarte a árboles, pero la primera acción debería ser acudir al procedimiento ordinario de su sistema para dar por culo de manera oficial. Además es gratis.  Aunque no te da tanto bombo y es menos cool.

Foto de Javi Martínez

¿Quién no recuerda a la Thyssen encadenándose a un árbol? Ella demuestra que el estilo no es incompatible con la conciencia ambiental. Y posa y todo.

Aquí tienes resumidos y traducidos tus derechos:

A acceder a la información ambiental que obre en poder de las autoridades públicas o en el de otros sujetos en su nombre, sin que para ello estén obligados a declarar un interés determinado, cualquiera que sea su nacionalidad, domicilio o sede.

Es decir, que puedes escrachear a la Administración que sea y exigirle esa información, que tienes derecho a recibir asesoramiento de esa misma Admnistración y que además no tienes que justificarte. En cualquier caso la ley también dice que lo mismo te van a cobrar -“que en su caso sean exigibles para la recepción“-. Pero vamos, que ahí se queda, la solicitud no te la cobran pero puede que algo de lo que les pidas tenga una tasa (que tendrá que estar publicada). Si te lo envían de forma telemática o es en mano y son menos de 20 páginas, estas exento. Quéjate a las funcionarias con la ley en la mano.

La Administración, desde que reciba tu solicitud, tendrá un máximo de dos meses para contestarte y darte lo que le hayas pedido. Si no te lo da, te tiene que contestar, incluyendo en su respuesta el procedimiento para el recurso (quejarte otra vez y recurrir que no te lo hayan dado, vía administrativa o contencioso-administrativa). Por cierto, te la pueden denegar porque esté en proceso de elaboración, porque tenga algo que ver con defensa nacional y seguridad pública, relaciones internacionales, por secreto industrial-cuando esté previsto en otra Ley de igual rango, menos cuando se refiera a emisiones-, o porque se refiera a localizaciones de nidos y cosas así que puedas querer destruir.

A participar de manera efectiva y real en la elaboración, modificación y revisión de aquellos planes, programas y disposiciones de carácter general relacionados con el medio ambiente incluidos en el ámbito de aplicación de esta Ley

Y acceder con antelación suficiente al material necesario para presentar alegaciones en los plazos oficiales, y previo a que se adopte una decisión dedocrática, en los casos de concesión de autorizaciones a proyectos incluidos en la IPPC (ley de prevención y control integrados de la contaminación), declaraciones de impacto ambiental (autorizaciones para proyectos sujetos a la Ley 21/2013), en relación a títulos otorgados a transgénicos (OMG se llaman) y a los procesos de planificación recogidos en la Ley de Aguas. Para esto tienes que estar al tanto de los boletines oficiales y presentar las alegaciones formales en la fase de información pública a la que debe someterse lo anteriormente citado. Por cierto, aquí no vale lo de cualquier persona, deben reconocerte como persona interesada, pero si estás al tanto del proyecto,seguramente sea porque eres una vecina a la que se la van a liar, o puedes justificar tu interés legítimo individual conforme al artículo 31 de la ley 30/1992, que la han derogado por la ley 39/2015, en la que aparece este concepto en el artículo 4.

La Acción Popular

En cualquiera de los casos citados anteriormente y en lo referido en general para el Medio Ambiente, lo mejor es ser reconocido como persona jurídica sin ánimo de lucro. Cuando se vulnere por la Administración las normas, esta acción popular puede recurrir la omisión o vulneración por la vía administrativa o por la contencioso-administrativa. La putada es que para ser reconocido con esta figura, el colectivo debe tener más de dos años y recoger en sus estatutos acreditados la defensa del Medio Ambiente, o que desarrollen su actividad en la zona que vaya a ser afectada. Esta figura tiene derecho a asistencia jurídica gratuita.


Lo que quería decir es que si aceptas su burocracia, y les quieres joder su sistemilla disuasorio y asumes que vas a tener que invertir tiempo y esfuerzo, tu capacidad de liarla, de paralizar o modificar proyectos, planes, programas y autorizaciones, es inmensa. Que no hace falta que GreenPeace y Ecologistas en Acción lo hagan todo por tí, que tienes derecho y deber reconocido para hacerlo, y que de manera individual también se puede.

raj

No te cortes y sé como él

Por: RAF Tomaten

MODELOS DE DESARROLLO Y ORDENACIÓN TERRITORIAL (II)

Para ilustrar el post anterior, vamos a soltar aquí dos ejemplos de nuestra sensata gestión económica, en los que se identifica claramente el dedazo administrativo y el sobredimensionamiento consecuencia del complejo de Hidalgo. El dinero público gestionado por nuestros compatriotas dio como resultado un territorio nacional plagado de enormes y costosas mierdas disfuncionales. Y eso que no vamos a nombrar a Calatrava, ya que él solo merecería un post destacando sus grandes éxitos internacionales.

calatravaSantiago Calatrava, inaugurando la estación WTC de NY, orgulloso de haber conseguido doblar el presupuesto inicial de la obra y de su marca personal, las goteras. Al final había que nombrarle.


Es difícil buscar a una causa común entre todas las Administraciones que diera lugar a este desmadre. Unas dirán que va en el cromosoma ibérico, otras que compartimos la misma falta de criterio, otras que compartimos también la misma falta de control, otras que ha sido casualidad, otras que tampoco vamos tan mal para la que nos ha caído, a otras les gustará el aeropuerto del abuelo…

La planificación es una de las asignaturas pendientes en nuestras administraciones. Con planificación nos referimos a un estudio previo y trillado sobre la capacidad de acogida del territorio, junto con los medios económicos disponibles, sobre el uso y sobre la necesidad del proyecto. Con la planificación se pretende congeniar a los grupos de interés (colectivos o individuos afectados por la obra, como a los interesados por hacerla), con la optimización de los recursos disponibles, tano económicos como ambientales. En la planificación civilizada se tiene en cuenta la vulnerabilidad del territorio y la necesidad real de construcción.

Confluyen multitud de variables e intereses, por lo que el análisis a la hora de destinar una zona a un uso o a otro debería depender de un estudio multicriterio y de una selección real de alternativas, técnica, ambiental y socialmente viables. Lo normal es que esta fase previa a todo plan, programa o proyecto es que nada de lo anteriormente mencionado se tenga en cuenta, y finalmente, con opacidad y alevosía, la decisión final dependa del emperramiento del promotor y de la complacencia de la Administración, que a veces también es promotora.

Esto, que parece fácil de entender y que resulta lógico a la hora de realizar una inversión, es probablemente la causa de que muchos proyectos en España nunca vayan a ser amortizados, se vean infrautilizados y además hipotequen a la ciudadanía. Los costes de oportunidad de dichas inversiones parecen también despreciados en la toma de decisiones, resultando en la realidad administrativa de la que disfrutamos hoy en día. Al no existir tampoco una previsión al menos a medio plazo -no ya digamos planes a largo plazo-, que tenga en cuenta los escenarios que podrían sucederse, nos encontramos ante un conjunto de políticas, planes, programas y proyectos con poco sentido y función, que además van dando bandazos a ciegas a lo largo de los años.

Nuestra teoría es que en esas reuniones donde se debatían los presupuestos corría la cocaína, mientras un mono lanzaba dardos a una diana para elegir el proyecto más faraónico y disfuncional con el que martirizar y endeudar tanto a municipios, como comunidades, como al mismo Estado, a la vez que veían satisfechas su necesidad de pasar a la historia como ilustrísimos. En esto no hay dos Españas, en esto hay una sola, que en la alquimia del crecimiento convirtió euros en cemento y se quedó tan ancha como Castilla la Mancha. Es bonito inaugurar un hospital, ¿pero cómo no va a ser más bonito inaugurarte tu propio aeropuerto? ¿O por qué el AVE no puede pasar por mi pueblo si pasa por el de mi vecino? Yo quiero mi propio Centro de Congresos. ¿Que no se va a usar y está sobredimensionado? Pues ¿y qué? El ladrillo nunca va a desentonar y pega con todo.


En este sentido, aquí tenéis recogido parte del bestiario nacional de megaproyectos que más divertidos nos han parecido. Espero que lo disfrutéis y que vuestras hijas paguen de buena gana la deuda que van a heredar. Nos ha hecho gracia también incluir a los culpables, más que nada para que su nombre no caiga en el olvido, que lo que han hecho nos lo han dejao aquí pa los restos.

CIDADE DA CULTURA (Galiza, Santiago de Compostela)

“De la grandilocuencia de Manuel Fraga, que vio en ella su legado en forma de gran obra cultural, a la losa que fueron arrastrando desde entonces los sucesivos Gobiernos de Galicia”

cidadeEste mojón en mitad del Monte Gaiás es lo que se está comiendo los fondos de la Consellería da Cultura. También se respetó la arquitectura tradicional porque somos muy modernos y tenemos mucho dinero.

Iniciado en 1999, antes del fin del mundo en el año 2000,  después de 12 años del inicio de la ejecución de este proyecto, se han finalizado sólo 4 de los 6 edificios propuestos.

Las obras de los 4 edificios erigidos hasta ahora  han costado alrededor de 300 millones de euros y se estima que los 2 restantes – el Teatro de la Ópera y el Centro de Arte Internacional – están valorados en 170 millones, a lo que hay que sumarle el coste de mantenimiento de las infraestructuras en desuso (unos 4,5 millones al año), ya que las obras estaban detenidas hasta 2014. A fecha de 2013, La Xunta reconoce haber invertido 287 millones de euros en el proyecto, el triple de lo presupuestado (ole ahí), que fue iniciado en la época de Fraga. Aquí no termina la cosa, ya que hay que sumarle el coste de indemnización a las constructoras por la paralización de las obras de los dos edificios no construidos, que ronda los 20 millones de euros. Solidaridad obrera, vaya.

El único arquitecto del jurado que votó en contra del proyecto, Wilfred Wang, y que reconoció su carácter faraónico, calcula un coste de 600 millones si es que algún día se terminan los dos bloques restantes. Podemos consolarnos pensando que el Aeropuerto de Ciudad Real fue más barato. Como es de suponer, nadie le hizo ni puto caso. Era Cristo predicando en el desierto.


Cidade da Cultura es un buen ejemplo de la infraestructura entendida como obra en sí misma, el arte total de hoy en día. La ocupación total del proyecto equivale al casco histórico de la ciudad de Santiago de Compostela. Además, el proyecto absorbe anualmente el 16 % del gasto en la Consellería da Cultura, que podrían haberse destinado a financiar a grupos de base y plataformas reales de creación y fomento de la cultura, que desde luego no se producen en este centro. Basta con ir a su página para comprobar los eventos programados en las instalaciones para cerciorarse que cualquier CSOA tiene más programación cultural y acción social con mucho menos presupuesto y menos reuniones.

La lección a aprender es la relación entre la megalomanía y el poder, a la que en su momento pocas personas se atrevieron a levantar la voz en contra, siendo por supuesto marginadas y condenadas al ostracismo. Todos se sumaron a la fiesta y a nadie se le ocurrió pensar con qué presupuesto se llenarían los edificios ni con qué dinero se iban a mantener. Como no, se sobredimensionaron los ingresos por visitantes, como medio para justificar el gasto. Ingeniería financiera a lo cutre.

El legado del fraguismo nos ha dejado este mausoleo, pozo de fondos públicos, junto con otra de nuestras citas favoritas del ex ministro franquista “la calle es mía”, con ese aire torero que no lo salta un gitano. Su trayectoria la resume La Trinca en este grandioso ejemplo de creación que tampoco necesitó 600 millones. Este demócrata de toda la vida también fue responsable de unas cuantas muertes, además de fundar Alianza Popular. Ya se sabe que el que vale para algo vale para todo.


CARRETERA M-501 La autovía de los pantanos

Este es uno de los proyectos más divertidos que han tenido lugar en la Comunidad de Madrid, diríamos incluso que es aún más gracioso porque se han reído hasta en Europa. Aquí han confluido especulación urbanística, salto olímpico de legislación ambiental y chulería madrileña. Todo ello bajo los gobiernos del Faraón Alberto Ruiz-Gallardón, alias El Progre, y la Condesa Esperanza Aguirre, alias La Lideresa. Juntos han conseguido que la anarquía sea institucional y que si se empecinan las cosas se hacen por güevos. Que vengan aquí desde Europa a mandar solo vale para aplicar recortes, a ellos no les tose ni Dios, que pa eso se ganan las elecciones y se es grande de España. Lo resume muy bien Andreíta Fabra.


Vamos a contar un poco el chiste rápido porque nos queremos meter con lo bueno pronto.

Antes de su conversión a autovía, la M-501 era una carretera convencional, de esas del montón, sin embargo, tras finalizar las obras en Agosto de 2008 -las últimas de duplicación de calzada-, digievolucionó en autovía desde los primeros 48 km hasta el municipio de Navas del Rey. Llega hasta San Martín de Valdeiglesias limitando con Ávila y ahí cambia de nombre.

Sus orígenes se remontan al Gobierno de el Progre, cuando varios alcaldes de los municipios de la zona clamaban por el desdoblamiento, ya que era la única zona de la Comunidad libre de autovía. El por qué se encuentra en que la sierra de Madrid siempre ha sido una zona de fuerte demanda turística dominguera de los madrileños -es la vía que lleva a los pantanos de San Juan, Picadas y los valles del Tiétar y Alberche-. Además, el precio del suelo de aquellas zonas estaba tirao y la especulación inmobiliaria no podría dejarlo ahí, sin ladrillos y sin ná, estando tan cerca de Madrid. Todo esto rodeado de ZEPAs. Si no sabéis lo que son, digamos que para los europeos son áreas importantes porque albergan hábitats y especies de aves que hay que conservar porque somos del primer mundo y no es plan de que los únicos pájaros que tengamos sean gorriones y palomas. Estas ZEPAs (Zonas de Especial Protección Para las Aves) eran la ES0000056-Encinares del río Alberche y río Cofio, la ES0000185-Cerro de Guisando y la ES0000184-Valle del Tiétar.

m501Cutremapa propio a escala 1:200.000, este es el paso conflictivo de la M-501 sobre las ZEPAs. Vamos, en tol medio.

El contrato de concesión tiene una duración de 25 años, desde el año 1999 hasta el año 2024 y entró en explotación en el año 2002. La modalidad es el peaje en sombra, por el que la Comunidad de Madrid paga por los vehículos circulando a las adjudicatorias a cambio de la construcción y mantenimiento. Las que se llevaron el pastel fueron FCC, Globalvía, Bankia y ACS. Se unieron en la sociedad “Ruta de los Pantanos S.A”.

Para el que no lo sepa, las infraestructuras lineales de transporte, ampliaciones y tal, deben someterse a la ley de Impacto ambiental, que exige una DIA (Declaración de Impacto Ambiental) en la que el órgano ambiental de la Administración, determina que no existen impactos significativos y que el proyecto es viable ambientalmente -previo a la obra, obviamente-. Esta obra se ejecutó sin DIA por considerar la Comunidad de Madrid que era vital para la descongestión de la vía, argumentando que sufría continuas retenciones y que era una  de las carreteras más peligrosas de España por su alta siniestralidad. Esto es mentira podrida pero Aguirre las suelta así, sin complejos. A fecha de agosto de 2004 la Dirección de Carreteras de la Comunidad de Madrid, en el año 2002  en la M-501 hubo 49 accidentes ( cuando hubo 93 en la M-506), con 99 víctimas (144 en la M-506), y un total de 6 muertos. Además, este informe, indica que el índice de peligrosidad de la M-501, se encuentra en el rango menos peligroso de toda la Comunidad de Madrid -menos de 50-, y que tan solo se ha detectado un único punto negro, en el P.K. 28,200, con un total de 3 accidentes.

El grupo Ecologistas en Acción denunció las obras ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid poco después de su inicio, solicitando su paralización cautelar hasta que se tomase una decisión. Gallardón se echó para atrás porque estaba concentrado en otros de sus proyectos y este era una liada parda, y fue con el cambio de Gobierno de Aguirre en el que todo volvió a ponerse en marcha.

La paralización cautelar solicitada por los ecologistas fue denegada por el TSJM, por lo que las obras continuaron, y no fue hasta 2008, ya a punto de terminarse, cuando el tribunal declaró que la argumentación de “interés general por la alta siniestralidad de la vía” declarada por el gobierno autonómico era inválida, dado que ninguno de los 13 puntos negros de la Comunidad se encuentra en la M-501. Por tanto, la Comunidad quedaba obligada a realizar la DIA, y, en terminología legal, se retrotraía la situación administrativa hasta el momento anterior a la declaración de interés general. Es decir, las obras eran ilegales y debía procederse a realizar la Evaluación de Impacto Ambiental, procedimiento siempre previo a la construcción.

En este punto, había que reventar la carretera y devolver el entorno a su situación original anterior a las obras. Esperanza Aguirre ahí tuvo que reírse mucho. Mientras tanto, la Comisión Europea se preparaba para multarnos por continuar con las obras. En un apaño al final acordó con Madrid cortarse hasta que se publicara la DIA. Al final la Comisión se rayó y mandó el caso al Tribunal de Justicia de la Unión Europea, para obligar a la restitución de los terrenos y multarnos de paso por ilegales y chulillos.

Esperanza-aguirre-papaEsperanza Aguirre, anarka como ella sola

El TSJM también las declaró ilegales, pero exigió una fianza de 500.000 eurillos para la paralización cautelar de las obras a Ecologistas en Acción. Mientras, la Consejería de Transportes de la Comunidad de Madrid, viendo la que se le venía encima, aceleró las obras para ver si las terminaban y convencían a todos los tribunales de lo bonitas que habían quedado y que no era plan de dinamitarlas una vez hechas. El tramo desdoblado se puso en funcionamiento el 18 de Julio de 2008. Es gracioso que sea el aniversario del golpe de estado militar de 1936. A Esperanza seguro que también le hizo gracia.

En 2011, todos los tribunales implicados declararon la restitución de terrenos por violar la Directiva 92/43/CEE y la ley de Impacto Ambiental. Espe a lo suyo. En 2012 incluso propuso convertirla en autopista de peaje, pa sacarse los eurillos del mantenimiento.

Se me olvidaba, por aquellos años de principios de los dosmiles, Emilio Virgós, profesor de la URJC, se encontró caquitas de lince ibérico por la zona. Parece que varias especies al borde de la extinción y bastante mediáticas han conspirado para residir por esa zona y joder a los madrileños.

Volviendo al presente, la autovía continúa en funcionamiento, los tribunales ya han hecho su trabajo y se han lavado las manos, y las cosas de palacio van despacio. Mientras tanto, Espe está a otros rollos y ahora el marrón se lo comerá Cifuentes.

Por: RAF Tomaten

 

 

 

 

MODELOS DE ORDENACIÓN Y DESARROLLO TERRITORIAL (I)

España viene siendo un país de visión cortoplacista. Desde las desamortizaciones del s. XIX que provocaron la desindustrialización por falta de capital invertido, a los megaproyectos sin objetivos claros ni realistas del s. XXI, tanto la inversión pública como la privada se han guiado más por intereses puramente especulativos que por la conciliación entre el crecimiento económico y la ordenación sensata del territorio, de los usos del suelo y de la construcción de un modelo económico a largo plazo.


España, el reino de taifas, arrastra desde la Dictadura franquista un modelo de frcrecimiento y desarrollo económico territorial que se ha intensificado y hecho fuerte durante la Transacción. Las consecuencias más evidentes se hicieron visibles durante la crisis económica de 2008 y la explosión de la Burbuja inmobiliaria, aunque siendo estas, no el pistoletazo de salida de una reflexión colectiva sobre el a dónde vamos, o de dónde venimos, sino que se las ha considerado tanto colectivamente como mediáticamente como si la desgracia hubiera caído del cielo y fueran solo una consecuencia más de la recesión económica cíclica de todo sistema capitalista.

Los factores que implican, los recursos que están en juego y las pérdidas a las que nos enfrentamos como sociedad, son mucho más complejas e implican a más de una generación como para no analizarlas con serenidad. Desde las consecuencias relativas a la excesiva dependencia económica de un sector, como el de la construcción, hipertrofiado, y más relacionado con economías en crecimiento que con países desarrollados*, hasta la dilución irreversible de nuestros valores como pueblo y nuestros recursos naturales como habitantes. No solo somos camareras y gogós.

Un país profundamente atrasado respecto a sus vecinos europeos, con escaso desarrollo industrial y con una economía basada en el sector primario, encontró en la construcción a cascoporro la vía desarrollista, que enriqueció a unos pocos empresarios adeptos al régimen y encontró en la población rural al proletariado verde necesario para masificar los núcleos centralistas en la España de la Dictadura y las zonas costeras, potenciales segundas residencias y nidos turistas.

Barcelona y Madrid pasaron a acoger oleadas de campesinos y ganaderos que de la economía de subsistencia pasaron a nutrir las filas obreras de un capitalismo de amiguetes*. Pronto, esta clase urbanita incipiente se convertiría en la consumidora. Los sueños de todo español de bien consistían en adquirir una vivienda en propiedad y conducir un 600.

vallecas1960

Foto aérea de lo que era Vallecas en 1960

Pronto el campo quedó despoblado y las barriadas de Madrid y Barcelona crecieron a su costa, para intensificar un modelo de territorio centralista, en el que los recursos de gran parte del territorio quedaron infrautilizados y abandonados para constituir un país en el que la ordenación del territorio se limitaba a planes de urbanismo allí donde cupiesen casas. La conciencia ambiental, entendida como la visión a largo plazo de las consecuencias del abandono rural y la nula inversión en el sector industrial, convirtieron a España en la playa de Europa, centrando la actividad económica en la servidumbre a los turistas del Norte y en la creación de ciudades de veraneo ocupando todo el litoral desde la Costa Brava a Cabo de Gata. Así mismo, tanto capital público como privado se orientaron a invertir en proyectos de grandes beneficios monetarios y poca utilidad y valor añadido, que conllevaron una fuerte desviación de caudales mal aprovechados y congelados en forma de ladrillo y cemento.

Encontramos en la construcción a cascoporro la vía desarrollista, que enriqueció a unos pocos empresarios adeptos al régimen y encontró en la población rural al proletariado verde necesario para masificar los núcleos centralistas en la España de la Dictadura y las zonas costeras

PGOU_MAPA

Proyecto de Plan General de Ordenación urbana de la ciudad de Valencia (26/12/2014), que pretendía urbanizar a costa de L´Horta. “La Huerta ha perdido en los últimos 50 años el 64% de su superficie, pero este alto porcentaje no corresponde al boom urbanístico más reciente sino que, en la etapa franquista, cuando la ciudad experimentó un crecimiento poblacional muy acusado fue cuando el 50% de este terrenos se convirtieron en asfalto y casas que proliferaron rápidamente y sin planificación. Varias son las organizaciones que ponen en duda la utilidad de este plan urbanístico ya que implica la pérdida de suelo agrícola en detrimento de la creación de viviendas en un contexto de despoblación de la ciudad (el último año Valencia ha perdido 30.000 habitantes) y de la construcción de polígonos industriales”. Foto


Parece insolente culpar de la falta de criterio a una generación. Parece también fácil hacer leña del árbol caído, pero realmente necesitamos como sociedad asumir los errores cometidos y plantear alternativas a largo plazo para corregir nuestro camino como país. Nuestro complejo de inferioridad frente a Europa nos lleva a intentar imitar el desarrollo entendiéndolo como  ostentación, claramente visible en las megaestructuras faraónicas dispersas por todo el territorio.

El perfil histórico arrastrado del empresario español, que nunca fue más que el nuevo rol que asumió el cacique rural, junto con la complacencia de una Administración constituída por el mismo señorito apoltronao, ha provocado que la relación entre la Gobernanza y custodia del Territorio, obligación de la Administración,  y la inversión de capital tanto privado como público,  se limite a negocios de escaso interés general que implican mucho más que la pérdida de inversión en otros sectores, sino que hipotecan al medio en el que vivimos y a las nuevas generaciones.

Nuestro complejo de inferioridad frente a Europa nos lleva a intentar imitar el desarrollo entendiéndolo como  ostentación

Al desglosar nuestro milagro español hasta 2007, se advierte que casi el 10% del PIB lo representaba la construcción, el doble que en Estados Unidos-país en el que también estalló esta misma burbuja especulativa-.

Algunas regiones del Estado se especializaron intensamente en la construcción residencial al descubrir la alta rentabilidad que representaba frente a otros proyectos. Esta euforia colectiva, junto con otras muchas cualidades castizas, desembocaron en una falta total de enfoque estratégico que ha desembocado en endeudamiento nacional y en un deterioro por tanto de las posibilidades futuras de desarrollo.

Los indicadores de crecimiento tradicionales (PIB) no son buenos consejeros a la hora de analizar el estado de una economía ni la calidad de vida de sus ciudadanos ni el uso eficiente que hacen de sus recursos -en otro post se hablará de los indicadores de crecimiento alternativos-. En España se crecía ininterrumpidamente con porcentajes anuales altos, similares a los de las economías en crecimiento, mientras que en otros países vecinos los crecimientos se sostenían con valores inferiores, propio de economías desarrolladas.

En este periodo, nuestros sistemas institucionales se han puesto a prueba y han fallado, nuestros empresarios han sido puestos a prueba y han fallado, y la sociedad, a pesar de la fuerte verticalidad en la toma de decisiones, se ha dormido en los laureles y ha fallado como mecanismo de control de la jauría.

Foto

El modelo adoptado en España para estimular el crecimiento a partir de la recesión es reconvertir el país es un paraíso para la empresa extranjera, con mano de obra barata, nula reacción sindical y beneficios fiscales para el gran capital. Esta elección supone mucho más que la precarización del mercado laboral, sino que hipoteca el futuro al contar cada vez con menos medios de crecimiento sostenido, real y nacional, que vayan en consonancia con un aumento en la calidad de vida y en el empoderamiento de la ciudadanía.


huertaSiempre hay esperanza. Vecinas y vecinos protestan contra el PGOU de Valencia, que implicaba la reclasificación de terrenos de L´Horta para autovías y cosas así que nos molan en España. Menos mal que no les dio por hacer un AVE. Este plan se le ocurrió al PP de Rita, y quedó finalmente paralizado por la oposición ciudadana y porque creo que ya no quedan concejales del PP valenciano sin imputar. Foto

Es difícil explicar cómo ante la proliferación de normas, planes, leyes, directivas, resoluciones y demás normativa, farragosa y abundante, aún así se han sucedido casos de corrupción urbanística y se ha omitido la legislación, tanto sectorial como general, en tantos proyectos. Tal vez el planteamiento de nuestra cultura normativa tenga como objetivo la cantidad en lugar de la calidad, o eficiencia y sensatez legislativa y operatividad. Muchos proyectos han salido adelante y han llegado, a pesar de su ilegalidad, a fase de explotación, todo ello con la permisibilidad de las Administraciones competentes, y solo cuando ciudadanos individuales, colectivos o incluso las Instituciones europeas han levantado la voz, han señalado las irregularidades, han denunciado, han tenido que abrir un proceso de investigación y judicial, estos proyectos ilegales han salido a la luz. La ocultación, la opacidad, la verticalidad en el poder, han conducido a esta falta de control y a la difícil tarea de frenar proyectos, cuando las más de las veces una vez finalizado el proceso judicial la obra ya estaba concluida (Hotel Algarrobico) o explotada (carretera M-501 en Madrid).

La falta de rendición de cuentas y responsabilidad civil de los gestores de los recursos públicos conduce a una impunidad que no solo sufren las cuentas públicas, sino que es el territorio y los ciudadanos los que asumen las consecuencias de este modelo.

Este país necesita replantearse en qué quiere convertir el medio rural, si en un desierto infrapoblado e inutilizado, pasto del fuego y la degradación, o en un nicho económico sostenible que permita generar riqueza con consenso y sentido común, permitiendo una mayor horizontalidad en la toma de decisiones, no solo a nivel formal, sino que el consenso parta desde la ciudadanía a los representantes y promotores, y viceversa.

Ceder el control de los recursos estratégicos a poderes privados, y sin contar con la defensa y responsabilidad de una Administración débil y carente de ética, nos convierte en los sujetos de reacción frente al expolio y la degradación de los recursos no renovables con los que contamos, como el suelo fértil, el paisaje o el agua potable.

El medio urbano debe conseguir responder a otro tipo de cuestiones, y sus modelos de ordenación deben centrarse en la racionalización y uso eficiente de recursos en cuanto a la distribución. Dentro de las ciudades deben promoverse espacios de creación y fomentar la autosuficiencia, con el fin de que la ciudadanía sea más libre y más crítica con el uso y el desuso que se hace de sus ciudades y de los recursos. La urbanización antisocial de los proyectos de ampliación urbana y ensaches, y el abandono institucional de barrios marginales convierten a las ciudades en lugares hostiles donde no se puede desarrollar la vida.


*A ver, cuando hablo de países desarrollados, en vías de desarrollo y subdesarrollados, estoy adoptando los términos equivocados pero de común entendimiento. No entiendo por desarrollo lo que estamos haciendo en España hoy en día, por ejemplo. No entiendo por país en vías de desarrollo a China, ya que utilizando el PIB per cápita y el PIB verde, tanto la población es más pobre que las ratas y los recursos se están utilizando de manera poco eficiente y sostenible, lo que no conduce a un desarrollo real y sostenido. Nuestros conceptos occidentales de lo que es el desarrollo generalmente implican crecimientos de la economía lentos pero sostenidos,grandes inversiones en I+D y cierta calidad de vida y cultura democrática. Cuando hablamos de los otros países como en vías o subdesarrollados, lo hacemos tomando como referencia el modelo adoptado hace años por nuestros propias naciones, que, como ya se ha visto, tienen unos resultados poco civilizados.

**Cuando hablo de capitalismo de amiguetes me refiero a que me hace mucha gracia los que defienden el libre mercado mientras las grandes del IBEX viven de licitaciones públicas, es decir, chupan más de la teta del Estado que el que cobra el paro. Rescatar un banco no es liberalismo, tener amigos en la administración a los que darles propinillas porque te regalen concursos públicos no es liberalismo, ser tertuliano en la antigua Telemadrid tampoco es liberalismo, y haber hecho carrera en un partido que ingresa pasta de las arcas públicas, tampoco. Asi que menos hacer bandera del liberalismo, que lo que es es un socialismo para ricos.

Por: RAF Tomaten

Foto de portada: PGOU de la Junta de Andalucía de la Aglomeración urbana de Granada (Sevilla, 28 Marzo 2000)

 

LEYES Y LEYENDAS DE LOS INCENDIOS FORESTALES EN ESPAÑA

El tratamiento informativo del medio ambiente es de sobra conocido por todo aquel que se dedique a él; priman las noticias sensacionalistas, los titulares estridentes (¿Quién no recuerda las “ciclogénesis explosivas”) y en general poco rigor y menos contraste, junto con afirmaciones tendenciosas y un uso abusivo de causalismos con base científica escasa. Los incendios, más que no ser la excepción, son la regla; verano tras verano asistimos al despliegue mediático de hectáreas quemadas, fragas calcinadas, y comarcas ardiendo sin que en apariencia puedan frenarse estos desastres y fueran tan típicamente veraniegos como la sangría y los guiris en plena okupación costera.

Grandes y Pequeños medios de comunicación se suman a este infierno vomitando datos inconexos y carentes de contexto que no hacen sino confundir aún más al lector-espectador y cargarle de ideas equivocadas que reafirmen sus propias convicciones; que los incendios son cosa del verano y que si no hiciésemos barbacoas en el campo y se persiguiese la piromanía esto no pasaría.


Mientras que las consecuencias de los incendios son más conocidas -y menos tratadas, todo hay que decirlo-, las causas se están convirtiendo en estos últimos años cambio-climatescos en commonplace de todo hijo de vecino. Peligrosa mezcla la falta de información y la autocomplacencia de la sociedad, que opina que lo ha entendido y que poco se puede hacer ya por los montes en este país. En este artículo voy a comentar, criticando de paso el post ” Manipulaciones, incendios y recalificaciones (aquí) , algunas de las medias verdades y enteras distorsiones que circulan por mi entorno y por los medios, sobre todo cuando nos encontramos en ese punto en el que los medios que se suman al ataque contra el gobierno-antes de que no tuviésemos gobierno- tienen en su mano la chapucera nueva ley de Montes y el Norte se está quemando en Diciembre.  He elegido el artículo del blog anterior como base para éste porque defiende gran parte de la argumentación que circula en los ámbitos medianamente informados sobre incendios, y porque en otros medios ciertamente ni se mencionan correctamente estadísticas e información del Ministerio de Medio Ambiente, ni opiniones técnicas.

Comencemos por los incendios en Invierno ¿casualidad, cambio climático, empresaurios ávidos de terreno a recalificar?

Que el monte se queme en Invierno en el Norte no es tan raro; a nivel nacional, la distribución anual de conatos e incendios presenta un máximo estival y un máximo relativo en Invierno, es decir, la tendencia temporal demuestra que el Invierno es la segunda estación en número de conatos e incendios después del verano. A diferencia de lo que se pudiera pensar, en Invierno se superponen varias causas que aumentan la probabilidad de incendio en ciertas regiones.

La diferencia de el año 2015 con los anteriores es que los incendios en Invierno suelen producirse en Febrero-Marzo, mientras que en este año pasado los incendios de Bizkaia, Cantabria y Galicia, han tenido lugar en un mes de Diciembre. Por otro lado, y no estoy aquí descubriendo América, este Diciembre ha sido excepcionalmente seco en toda la Península; esto, junto con viento del sur (es decir, seco) es caldo de cultivo para que se incendien masas forestales sin limpiar (y otros intereses). Controlar esto está fuera de nuestro alcance, además de no ser ni de lejos la causa principal. Por lo tanto, culpar a la meteorología es estar muy fuera de la realidad.

A diferencia de lo que se pudiera pensar, en Invierno se superponen varias causas que aumentan la probabilidad de incendio en ciertos territorios.

Las estadísticas que pone a nuestra disposición el MAGRAMA muestran, tomando datos del último decenio 2001-2012, último informe publicado, que los incendios intencionados son los más numerosos, representando más de la mitad del total y el 60 % de la superficie afectada.” Este porcentaje es del 80 % sobre el total de siniestros”, mientras que al consultar “tipo de causa” la “cierta” solo llega al 18% y la “supuesta” es el 80 %. El MAGRAMA agrupa las causas de incendios en función del origen, resultando en las categorías de rayos, negligencias-accidentes, incendio reproducido, causa desconocida e intencionados.

Los incendios intencionados son los más numerosos, representando más de la mitad del total y el 60 % de la superficie afectada

Hay que señalar que determinar la causa de un incendio es complicado, y que la clasificación de causa como “supuesta” implica que o no se ha realizado la investigación que procede o sólo se puede determinar la causa más probable, mientras que “cierta” implica que el resultado de la investigación ha determinado una causa precisa, por lo que razonablemente puede desconfiarse de esa estimación de “supuesta” -aunque personalmente no me parece tan sobreestimada, ya que casi el 20% alcanzan la categoría de “cierta”-. Estos datos a los que me refiero son respecto a incendios intencionados, no al total de causados por el hombre, ya que esta última categoría engloba también las negligencias, con lo cual, es relevante que en este país la intencionalidad y la negligencia sean la mayor causa de incendio y la que cubre mayor superficie afectada, y no, como racionalmente se podría pensar, en ambiente mediterráneo, fuera el clima. Esta causalidad también tiene  un carácter regional, ya que mientras en el centro sur peninsular el desencadenante principal es la negligencia, en el Norte éste es la intencionalidad ¿y qué interés tienen en el Norte para que se queme un bosque o una zona de matorral? Pues aquí hay que recurrir al análisis socioeconómico de las causas:

El presidente de la asociación que agrupa al centenar de agentes forestales de Cantabria, José Antonio García (ahí), ha afirmado hace poco que “Se acabaría con los incendios si se hicieran los cambios adecuados en la gestión de las ayudas de la PAC (Política Agrícola Común). Europa subvenciona cada hectárea de pasto y el dinero se lo reparten los ganaderos según el número de cabezas que tengan, pero un terreno con matorral, piedras o arbolado no recibe un euro de la PAC. Así que algunos ganaderos prenden fuego al monte para conseguir pastos, pero sobre todo subvenciones.

Cuando se quema un terreno solo se deniega la ayuda de la PAC durante un año. Lo que se quema, además, es siempre de titularidad pública (de uso comunal), porque son los terrenos con más hectáreas y porque, si un ganadero quema sin autorización un terreno de su propiedad, se convierte en sospechoso inmediatamente. El terreno público, como beneficia a todos, lo puede haber quemado cualquiera.”

Esto puede considerarse como cierto, ya que mientras que casi el 70 % de los montes arbolados y desarbolados en España es de titularidad privada, las superficies afectadas son principalmente públicas (vecinales, catalogados…). Ahí tenemos la primera causa; las siguientes, y relacionadas además con el máximo relativo de incendios en Invierno, son la quema agrícola (primera causa de negligencia y de intencionalidad) y la quema ganadera para apertura de pastos. Ambas prácticas son usos tradicionales del fuego en la península y convierten a las masas arboladas y de matorral en un estorbo que impide en principio a ganaderos y agricultores hacer lo que creen que tienen que hacer para ganarse el pan. Esto aparte de correlación temporal tiene correlación espacial; el noroeste peninsular es la zona donde mayor superficie afectada se ha registrado entre 2001-2012, con grandes diferencias respecto a las otras zonas mediterráneas, otra vez lejos de lo que en principio cabría pensar.

cañeteEl ex-ministro del MAGRAMA Miguel Arias Cañete, que recomendaba comer yogures caducados y a veces hacía leyes. Multimillonario y Comisario Europeo del Clima y la Energía, aún con corbata y a pesar de todo, sigue teniendo cara de agricultor. Foto

Ahora pasemos a la carnaza de la cuestión ¿es o no es irresponsable la nueva ley de Montes? Esta última y tendenciosa modificación la firma el PP, y ahora vamos a hablar de cómo defenderla y cómo nos podemos equivocar al intentar contradecirla. Para ello voy a tomar como ejemplo los argumentos que ofrece el artículo que he mencionado arriba.

“Que 2012 fuera el año con más incendios de los últimos 10, ¿también era por el cambio de ley?”

Probablemente se debe a que el último informe publicado por el MAGRAMA (este) que recoge los incendios y la situación a nivel estatal, con la comparativa histórica y causal es del 2012 y ahora estemos con “avances informativos” hasta el 2014 (estos), por lo tanto no se está en condiciones ni de juzgar, partiendo de ese informe, lo que ha supuesto esta ley, ya que no hay información comparable, ni de lo que estaría quemándose si no estuviera vigente. Simplemente porque no es un escenario comprobable.

La dinámica de incendios está influida principalmente por el clima y la mano del hombre. Dentro del quinquenio más cálido desde que se registra la temperatura, es lógico pensar que el factor clima va a ser determinante en que se propicie un fuego; ese factor en estos últimos años, unido a factores humanos, supone que la probabilidad de incendio aumente y que un territorio previamente vulnerable de manera natural, pueda acabar incendiado cuando clima y ser humano van de la mano. Por lo tanto, una ley que ampare y propicie otra motivación -no carente de sentido- que pueda tener un ser humano para quemar algo -por ejemplo, urbanizarlo- es ante todo e independientemente de la estadística una irresponsabilidad por parte de la administración y una estupidez peligrosa (sobre todo porque anteriormente no se iba a producir un incendio para urbanizar algo porque no se permitía recalificarlo, ese porcentaje ronda el 0,4%).

Por lo tanto, una ley que ampare y propicie otra motivación que pueda tener un ser humano para quemar algo es ante todo e independientemente de la estadística una irresponsabilidad por parte de la administración y una estupidez peligrosa

Estamos hablando por lo tanto, del principio de precaución, por el que una administración, aún careciendo de total certidumbre científica o estadística, actúa de acuerdo al peor escenario posible para prevenir sus consecuencias (más o menos todo lo contrario a permitir una recalificación sobre terreno quemado).

“Por otra parte, la publicación de la nueva Ley de Montes y las posibles recalificaciones, no sirven para nada porque las diferentes comunidades autónomas deben de desarrollar su propia normativa autonómica”

Esto alude principalmente a la falta de conocimiento legal suficiente del autor; aunque una Comunidad autónoma desarrolle su normativa propia, esta estará sujeta al principio de jerarquía jurídica; es decir, la normativa estatal prevalecerá sobre la autonómica y esta última en ningún caso podrá contradecir a la nacional. Por lo tanto una ley nacional SÍ SIRVE PARA ALGO (sobre todo si la aprueba un gobierno cuyo partido domina en la mayor parte de las comunidades autónomas). Además, en el caso de que la comunidad autónoma no desarrolle su propia ley, quedará vigente la nacional.

“Sólo se permite la posible recalificación en aquellos casos de carácter excepcional en la que concurran razones de interés público de primer orden y la recalificación de la zona quemada tiene ser previa al incendio”

Hay que enterarse YA de que “razones imperiosas de interés público de primer orden” es un concepto que vale y significa tanto como “indemnización en diferido” “línea de crédito desde Europa” y “y lo segundo ya tal” ; pensemos por un momento que estuviera definido razón imperiosa de interés público de primer orden ; eso significaría que así sí estaría acotado el margen de actuación y que existiría un listado de razones y motivaciones recogido que permitiera guiar o no un proyecto en función de ellas; pues bien, no está definido. ¿Esto qué significa? Pues en la práctica -ya que teóricamente este concepto es inexistente a pesar de aparecer en toda ley ambiental-, que el gobierno local/autonómico/estatal tiene potestad para definir una razón imperiosa (como puede ser desde hacer pasar el ave por Doñana a revitalizar un municipio con unas urbanizaciones a pie de monte), que el gobierno local/autonómico/estatal se hace con la bandera de decidir qué es o qué no es interés público (un centro comercial puede ser interés público, un museo del vino que arruine al municipio también, una autopista de peaje, un aeropuerto en Ciudad Real…). Por lo tanto, esa definición vaga de exclusión de ciertas recalificaciones es inexistente y abiertamente falsa, y solo conduce a una arbitrariedad que dependerá del dedazo de la administración en llevarse a cabo o no. Muy tranquilizador ¿verdad? Pues así de seguro queda el medio cuando a cada artículo proteccionista se le termina con esta coletilla que anula la ley. Cabría preguntarse cómo puede seguir usándose este kilométrico término cuando no se define en ningún lado, pero bueno it´s magic todo esto.

El artículo 63 de la ley de Montes es el que ha generado el problema. Se va a resumir aquí por no incluirlo entero, que me está quedando muy largo el post:
Queda prohibido el cambio de uso forestal en 30 años (…) SALVO QUE CON ANTERIORIDAD AL INCENDIO EL CAMBIO DE USO LO PREVIERA:

  1. “Un instrumento de planeamiento previamente aprobado”.

Este punto se refiere a los PGOU (Plan General de Ordenación Urbana), que, si no me equivoco, se pueden aprobar y redactar previo a un incendio intencionado -tenemos caso de PGOU vergonzosos y caciquiles en Valencia, tierra de paciencia y corrupción, donde se repartían los terrenos entre amigos y constructores como si fuera la tómbola-. Por lo tanto, la consecución puede no ser INCENDIO < RECALIFICACIÓN, sino mejor dicho: RECALIFICACIÓN < INCENDIO.

  1. b) “Un instrumento de planeamiento pendiente de aprobación, si ya hubiera sido objeto de evaluación ambiental favorable o, de no ser esta exigible, si ya hubiera sido sometido al trámite de información pública”. Esto viene a decir que un PGOU que no haya entrado en vigor ni haya sido aprobado, también vale para promover el cambio de uso.
  2. c) “Una directriz de política agroforestal que contemple el uso agrario o ganadero extensivo de montes no arbolados en estado de abandono.”

Me pregunto aquí -tengo dudas- si un bosque quemado puede considerarse en estado de abandono para que sirvan de pasto o si un matorral con uso forestal pero sin oficio ni beneficio contante y sonante está en estado de abandono. Una vez más, en la ley no se define el concepto de estado de abandono, así que supongo que calificarlo como tal recaerá de nuevo en el dedazo administrativo. Esto me suena a permitir y fomentar un cambio de uso junto con una concesión a los ganaderos, pero no lo termino de tener claro (es difícil pedir más claridad a la neolengua creativa legal). En cualquier caso este apartado parece peligroso y animo a estudiosos de la lengua y la legislación a concretarlo y traducirlo para que el resto de mortales podamos dejar de preocuparnos y respirar aliviados.

He de confesar que una rápida búsqueda en google me ha llevado a distintas noticias (todas galegas) relacionadas con el estado de abandono de montes de propiedad vecinal (comunales), categoría por cierto muy minoritaria en la actualidad,  en las que la falta de aprovechamiento se considera como estado de abandono, esto parece referirse a la falta de aprovechamiento maderero -lo cual no aplica para un monte con cubierta de matorral- o puramente referido a usos extractivos o recreativos. Lo único que he podido averiguar (leyendo el código de la administración galega) es que estado de abandono de monte vecinal lo decide la Xunta por razones de utilidad pública o interés general- ya estamos, da miedo. Otra vez dedazo- y será en función de “grave deterioro ecológico, no fuera explotado de acuerdo a sus recursos o sufra una extracción abusiva de los mismos”. Con esto podemos afirmar que todo monte vecinal no explotado sosteniblemente está en estado de abandono y por tanto le aplica este artículo.

¿Qué hemos aprendido? Que en cuestiones de medio ambiente el dedazo administrativo es juez y parte y que solo existe definición de estado de abandono para monte vecinal galego (estoy deseando que alguien contradiga esto).

En cualquier caso y volviendo a la Ley de Montes, se indica que si se decide cambiar de uso el monte, “deberán llevarse a cabo medidas compensatorias que permitan recuperar una superficie forestal igual a la quemada”

 Esto de medidas compensatorias está definido en otras leyes (como la 42/2007 del 13 de Diciembre de Patrimonio Natural y Biodiversidad) y viene un poco a decir que puedes hacerlo pero que no te cantees y arregles otra cosa en otro lado para no quedar fatal delante de tus hijas y nietas. En este caso, sería por ejemplo reforestar otro terreno de tamaño equivalente -en principio y en teoría-. De nuevo, la compensación se contempla con carácter excepcional; es decir, cuando inevitablemente no puede no llevarse a cabo el proyecto. Es decir, cuando la Administración y su visión hegemónica dicte que no hay opciones, deberá compensarse con una actuación que no restaure, ni minimice ni amortigüe el daño que ha causado el proyecto, sino que en una balanza imaginaria mejore las condiciones de otro lugar equivalente (mirar esto). Esto es un poco como que los bancos destinen fondos a causas sociales o que antes se pudiera pagar para poder comer carne en Cuaresma; a fin de cuentas, es estar en misa y repicando.

Estas medidas forman parte de la legislación sobre el medio; bajo un afán aparentemente proteccionista, y haciendo creer que no queda impune el daño cometido, se recogen estas excepciones y “castigos” o “precios a pagar” por hacer el daño igualmente. Conclusión, que si te emperras, haces  que el ave pase por Doñana.

El post sigue diciendo “pero las medidas compensatorias harían inviable cualquier medida urbanística”

En la realidad paralela de los que se han creído la legislación podría ser medio cierto; pero no es el caso; las medidas compensatorias no son una buena manera de evitar un proyecto o cualquier otra iniciativa, porque pocas veces en la historia -corta- de la protección jurídica del medio ambiente se han llevado a cabo de manera proporcional. Con proporcional me refiero a que es difícil y diría que imposible compensar un daño ambiental por un bien ambiental, ya que no se trata de restaurar ese daño, sino de compensar. Este tipo de concepto es poco efectivo y lleva normalmente a chapucillas, cuando lleva, ya que la compensación nunca va a recuperar lo perdido (mirar esto).

     jaramaEsto que tenéis aquí es el resultado de una millonaria medida compensatoria que AENA tuvo que financiar cuando amplió Barajas a costa de desviar el curso del Jarama. Por cierto, la medida era una repoblación, no de hierbajos, claro. Por lo visto, que parezca un descampao ya no es culpa de AENA. Foto: Santi Burgos

Cuando digo “cuando lleva” me refiero a que me creo poco lo de la proporcionalidad, y que se me ocurre, no sé invertir unos cuantos millones en un plazo de X años en medidas de mejora en un parque natural, es como dar limosnillas a la sociedad por lo que le has robado. Si se aplica estrictamente la actualización económica del valor ambiental perdido, pocos proyectos de afección intensa serían viables, ya que el coste presente y futuro supera con creces lo que alguien estaría dispuesto a pagar (esto refiere a determinar cuánto vale y valdrá ese monte perdido en todas las funciones sociales, de regulación y de protección de la biodiversidad que cumple y habría cumplido en el caso de no haberse destruido). En resumen, un follón que además de complicado de determinar es y será muy discutible económica, ambiental y subjetivamente hablando. A nivel judicial no se aplican estrictamente estos costes debido a las anteriores razones y por imposibilidad de que la persona acusada física o jurídica los asuma. Invito a leerse la sentencia pionera del caso “Exxon” en relación al accidente del Exxon Valdez y a los pagos a los que tiene que hacer frente la compañía en concepto de daños punitivos y compensatorios; ¿es suficiente pasta la que se ha soltado por el daño cometido?. Nunca lo sabremos ni cobraremos.

En cualquier caso, no tengo datos de que los condicionantes o contraprestaciones ambientales de un proyecto hayan frenado el avance de éste por motivos puramente económicos.

“Como bien recuerdan en el Aula de Silvicultura entre 2001 y 2012, únicamente el 0.34% de los incendios tuvo relación con la recalificación y la construcción”

El mismo que negaba los datos de 2012 por ser previos a la ley, acude aquí a los datos de 2012 para argumentar la ley. Repito, no son datos comparables cuando no existía motivación amparada por la ley.

“Desde @greenpeace_esp afirmamos rotundamente: NO hay relación entre los incendios #iiff de este verano y la Ley de Montes recién aprobada. Miguel Ángel Soto (@NanquiSoto) agosto 10, 2015″

De nuevo; la ley aprobada en verano no entraba en vigor hasta Octubre de 2015, por tanto este tuit repite una obviedad (válida hasta que entró en vigor).


Animo desde aquí al MAGRAMA a que comience a estudiar la repercusión del cambio de ley en relación a los porcentajes de causa de incendio, para verificar si está repercutiendo que se ampare un incendio posterior a un cambio de uso. Animo a los medios de comunicación a que se centren en las causas detrás de los incendios; la intencionalidad es compleja y no exclusivamente se concentra en la piromanía.

Eliminar las motivaciones principales ganaderas y agrícolas a las quemas, como pueden ser las mencionadas anteriormente, conduciría a una minimización de conatos e incendios en España. Ir a la raíz de los incendios es invertir en la prevención y limpieza de montes, el típico eslogan de “los incendios se apagan en Invierno”. Estas dos estrategias son las principales en lo que debería ser la lucha contra incendios, para no asistir año tras año impotentes a la destrucción de nuestro patrimonio natural.

Es una pena como de un lado y otro se sigue la lucha encarnizada contra falsos enemigos mientras tenemos a nuestro alcance la ley y somos incapaces de interpretarla, o directamente no nos interesa, porque buscamos sólo reafirmar nuestro prejuicio o convicción religiosa previa en la información que leemos o porque directamente no se nos ocurre crearnos una opinión recurriendo a la ley. También vale decir que el que hace la ley hace la trampa.

Para gestionar ya están los políticos y para pensar ya están los periodistas. Y nosotros, teleespectando.