CONJETURAS SOBRE VIVIAN MAIER

Como Mary Poppins sobrevolando el Big Ben con su famoso paraguas, aparece Vivian Maier. Las similitudes abundan entre estas dos mujeres, las diferencias también, la principal de ellas es que Vivian sustituye el paraguas por una cámara fotográfica y el cielo londinense por el asfalto neoyorkino.

Un acertijo, envuelto en un misterio dentro de un enigma.

Así se define a Vivian Maier, porque dudo que alguien la conociera realmente. Lo que cuentan acerca de ella son en gran parte conjeturas, las investigaciones realizadas para conocer a esta mujer han llegado a desvelarnos que nació en Nueva York, que pasó su juventud en Francia y regresó a Estado Unidos para trabajar como niñera. ¿Pero quién era Vivian Maier realmente? ¿Qué ideas pasaban por su cabeza? ¿Cuáles eran sus sueños? Todas estas son las preguntas que me he hecho tras ver la película documental “Finding Vivian Maier“. Por ello este es un artículo que trata de dar rienda suelta a las hipótesis que mi mente ha generado sobre quién pudo ser esta mujer. 

port_self_portraits_bw_VM1954W02936-11-MC

En 2007 Jhon Maloof compró una caja de negativos fotográficos de una tal Vivian Maier en una subasta. Jhon buscó en el todopoderoso Google quién era esta fotógrafa, pero no encontró ningún resultado ¡no la conocía ni Google!. Reconozco que en este punto yo ya me hubiera dado por vencida, pero por suerte no fui yo la que compró esos negativos, si no Jhon, quien continuó con una larga búsqueda. Dicha búsqueda le llevó a descubrir sus orígenes y su final, además de conocer a  los niños, ahora adultos, de los que se hizo cargo.  Pero todo esto solo da algunos trazos al perfil de Vivian, aún difuso. 

Introvertida, desconfiada y misteriosa, estos son algunos de los adjetivos con los que la describen quienes la conocieron. Probablemente estos adjetivos la definan, pero ¿realmente puedes definir a una persona con palabras? quiero creer que somos más complicados que tres términos.

59-1060

Vivian casi nunca decía su verdadero nombre, o su nombre completo, a unos les decía “llámeme Viv”, a otros “llámeme Smith” e incluso llego a firmar como Srta. V. Smith. Hay quien dice que forzaba su acento francés y ocultaba su nacionalidad norteamericana. No dejaba que nadie entrara en su habitación y en cada casa para la que trabajaba pedía que le pusieran un candado, era allí donde guardaba montañas de periódicos que llegaban hasta el techo y hundían el suelo por el peso. 

(ADVERTENCIA: Todo lo que lean a continuación es una cadena de suposiciones e idas de olla.)

Sus fotografías retrataban la sociedad neoyorquina de los 50 a los 90, le llamaba la atención la pobreza de la ciudad, los contrastes sociales y tenía predilección por fotografiar niños. Si unimos sus imágenes, a su colección y recortes de periódicos, y le añadimos que entrevistaba a la gente del supermercado sobre la actualidad política, obtenemos a toda una periodista. Incluso en una ocasión realizó un viaje por varios países para conocer culturas y fotografiarlas como una reportera. 

url-1

Entonces tenemos diferentes perfiles: una niñera, una fotógrafa y una periodista. En una ocasión un hombre le preguntó que a qué se dedicaba y ella respondió: “Soy algo así como una espía”. ¿Y si Vivian era una espía y su trabajo de niñera fue una tapadera? Entonces sí, todo podría cuadrar. Una mujer misteriosa y reservada, que no deja que nadie pase a su cuarto, que se informa de la actualidad y guarda recortes de noticias, además fotografía constantemente, y por supuesto que viaja a otros lugares probablemente para cumplir alguna misión. Por si esto no fuera poco Vivian nunca tuvo marido ni hijos, en una América en los años 50 quizá eso hubiera dificultado su trabajo de espía, además de alarmar a muchos otros. 

clairestbearestreviews_filmreview_findingvivianmaier_kid

Lo cierto es que todo esto son conjeturas que crea mi mente para rellenar y definir los trazos del perfil de Vivian Maier. Cuando tenemos un vacío en nuestra cabeza sobre un tema que desconocemos tendemos a crear supuestos que llenen ese vacío y calmen la sensación de ansiedad que nos crea el desconocimiento. Pero la única certeza que existe sobre Vivian Maier es la que tenía Jhon Maloof entre sus manos en 2007, y son las más de 100.ooo fotografías que realizó a través de su Rolleiflex. Estas imágenes son las que responden a mis preguntas ¿Quién era Vivian Maier realmente? ¿Qué ideas pasaban por su cabeza? ¿Cuáles eran sus sueños? todas las respuestas las podéis encontrar en su trabajo fotográfico, es la mejor forma de conocer a esta artista. Sí, artista, este es el adjetivo con el que la historia se ha quedado para describirla póstumamente, y es su realidad, es una artista que expone en todo el mundo. 

Por si os quedan ganas de saber más sobre Vivian, y mejor explicado, os dejo aquí la película:

Festival AFROCONCIENCIA 2016

Hoy hace una semana que nos enteramos que se estaba celebrando el festival de Afroconciencia así que, con un calor que te torras, nos acercamos al Matadero de Madrid.

Se celebraron diversas charlas de concienciación e intercambio cultural organizadas por afrodescendientes.

Destacó la charla de debate Afrofeminismo con Nair Macedo (Kwanzaa), Antoniette Torres Soler (Afroféminas), Asha Ismail (Save a girl, save a generation) y Jane Oma (Upside África).

Se montaron distintos puestos de productos africanos donde podías adquirir gastronomía del lugar, así que, entre arroz con pollo o ternera y plátano frito podías entrar en conversaciones sobre identidad negra, literatura o música. Así que algo catamos en los puestos del patio bajo la sombra que hacían las lonas. Había bisutería artesanal, literatura afro, pintura y unas láminas impresionantes.

Aprovechamos para visitar diferentes espacios del Matadero que, aunque no tenían mucho que ver con el festival, fuimos a echarles un huele y… ¡menudo acierto! Una exposición sobre tipografía de la mano de varios artistas. Vimos tipografías plasmadas en botellas de vodka, revistas, carteles publicitarios…

También nos adentramos en la obra (SELFIE) de Darya Von Berner donde sentimos la luz artificial que recordaban a los flashes de las fotografías, carteles publicitarios luminosos, focos de escaparates, tv o pantallas de ordenador. Píxeles que marean y atontan. Píxeles que incentivan el narcisismo.

Al atardecer, terminó la charla de “¿Y tú por qué eres negro?” con un debate abierto mientras cada vez se llenaba más el patio del Matadero. Cuando empezó la maravillosa Astrid Jones y su guitarrista el aforo estaba bastante lleno y con un buen rollo impresionante que habían dejado las charlas de la tarde y el comienzo del concierto.

Con las luces blancas del escenario, los carteles de los retratos y el Jazz en acústico no se podría estar mejor en una noche “de verano” en el no tan caluroso Madrid.

 

Paris.

PSICOGEOGRAFÍA Y EL ESPACIO HÍBRIDO

La normativa urbanística es la expresión más visible de la ideología. La decisión, generalmente unilateral, de regular usos y ocupación en las ciudades, de ordenar, es un factor que condicionará las vidas de los habitantes, que determinará los servicios y derechos a los que tendrá acceso y que probablemente determinará las circunstancias en las que se vaya a desarrollar. El urbanismo puede ser, por tanto, un arma de segregación y una herramienta de confluencia, de redistribución de cargas y beneficios dentro de una ciudad.

El mercado inmobiliario se encarga de capturar la renta diferencial generada por los servicios que la decisión unilateral ofrece a determinadas zonas elevando el precio del metro cuadrado en función de la cercanía al centro, conexión con transporte público, parques u hospitales. Este efecto es procíclico, ya que incrementa la desigualdad dentro de una ciudad, al generar zonas exclusivas que no todo el mundo se puede permitir, y que tienen a su disposición más servicios y comodidades que otras zonas, donde la vivienda es más barata, sus habitantes más pobres y el barrio es dejado de lado por la Administración, que se encarga de seguir subiendo los precios de las áreas acomodadas, que no pagan más por las externalidades que reciben. Un Gobierno podría decidir aplicar gravámenes compensatorios a las viviendas que ven inflado su precio por esta beneficio extra que las acompaña, y del que se aprovechan tanto propietarios privados como inmobiliarias. Esta distorsión del mercado que compensa la distorsión anterior-la apropiación freerider de las externalidades de la vivienda- puede ser una solución que eliminase el problema del reparto desigual de costes y beneficios dentro de una ciudad, a la vez que financiara un fondo público destinado al desarrollo prioritario de barrios carentes de equipamiento o con desigual oferta de servicios. Pero es hacer pan con dos tortas ¿Y es éste el único problema?

aldealudica

Aldea lúdica y Nueva Babilonia de Constant

La homogeneización del tejido urbano, incluida la densificación sostenible, es uno de los fines que debería perseguir el urbanismo. Pero no el único ni el más importante. La desigualdad no se acaba a golpe de decreto. La redistribución de la plusvalía que generan ciertas áreas y la inversión en otras es ciertamente un progreso, pero no crea a priori un orden sostenible social y ambiental, sino que es el marco sobre el que desarrollar el proyecto común de subvertir las ciudades. La reapropiación del orden urbanístico mediante la creación de espacios híbridos autogestionados es la herramienta que en la actualidad está funcionando en muchas ciudades como medio y expresión de redes vecinales y como mecanismo de reacción frente a una ciudad antisocial.

El urbanismo puede ser, por tanto, un arma de segregación y una herramienta de confluencia, de redistribución de cargas y beneficios dentro de una ciudad.

Dare-dovidjenko_47La falta de vitalidad y de dinamismo urbano en relación a los planes urbanísticos es el típico dilema del huevo y la gallina. ¿Qué viene antes, los ciudadanos desconectados o los espacios que desconectan?. La psicogeografía se encarga de estudiar el efecto que las formas ambientales urbanas tienen sobre nuestras emociones, y se sirve de la técnica de la derivacaminar renunciando a las motivaciones cotidianas para desplazarse– para establecer una reflexión sobre estas formas, los patrones de tránsito que generan y las situaciones que crean. El decaimiento de la vecindanía, del entendimiento de la ciudad como espacio de relaciones, frente al vaciamiento y privatización, está íntimamente ligado al uso masificado de las nuevas tecnologías y al cambio de valores desde una sociedad productiva a una consumista. Las ciudades fueron una vez transformadas por la industria y hoy están siendo transformadas por el consumo. Los espacios comunes, no son ya compartidos, sino que son meras autovías de consumo o zonas de paso. Las plazas son ya pavimento de terrazas, las calles son corredores comerciales, y nos reunimos en digital.

Este cambio de ciudad continua, entendida como la estructura conectada en la dimensión temporal y espacial, a la ciudad fragmentada, formada por nodos hipertrofiados con cada vez mejores conexiones entre ellos, es el modelo dirigido de metrópoli. En la ciudad fragmentada los habitantes viajan rápido de sus casas a sus trabajos, siendo el recorrido entre ambos insignificante. Las anticiudades dormitorio son el gran ejemplo de ello; diseñadas para el desplazamiento en coche, austeridad arquitectónica, ya que no es turismo lo que vas a hacer allí, modernidad antipersona y avenidas anchas que provocan la sensación de desconexión entre el ambiente y el habitante. La ciudad fragmentada no requiere un espacio continuo, ni siquiera para la relación, ya que las nuevas tecnologías permiten elegir nodos y comunicarlos sin necesidad de un barrio.

maxresdefault

La psicogeografía como exploración del espacio urbano

Citando a Domenico, estas nuevas tecnologías han permitido que experimentemos en dos realidades, la física y la virtual, y que hibridemos ambas. El potencial sobre el diseño urbano es inmenso, ya que ambas ya cohabitan en nosotras mismas. Las oportunidades sobre las relaciones vecinales y los espacios públicos pueden romper la rígida estructura urbana fragmentada, mediante la catalización de propuestas que en origen no estaban conectadas o pertenecen al espacio privado. La explicación de Juan Freire a este fenómeno responde a “La diferenciación entre espacios y comunidades físicas y virtuales está ya superada. Asistimos a un proceso de hibridación que modifica nuestras identidades individuales, comunitarias y territoriales. Internet ha facilitado el desarrollo de redes globales, pero paradójicamente se ha reconocido menos su influencia en los entornos locales. Sin embargo las tecnologías digitales modifican radicalmente la forma en que nos relacionamos y organizamos en nuestro entorno de modo que vivimos ya en territorios en que lo digital es tan relevante como lo físico. Las redes hiper-locales y los espacios públicos híbridos son las nuevas realidades a las que nos enfrentamos con la irrupción de Internet y la cultura digital en el entorno local”.

verylarge

Very Large Structure del Colectivo de pedagogía urbana y arquitectónica Zuloark

El espacio híbrido que nace de lo que comúnmente entendemos como espacio público sumado a las nuevas practicas de comunicación de escala hiper-local.

 

Por: RAF Tomaten

 

 

TRUMBO Y REFLEXÓN SOBRE LA PROPAGANDA

El pasado miércoles, aprovechando el día del espectador y que la entrada está más barata, fui a ver la película Trumbo, basada en la vida del guionista americano Dalton Trumbo. Uno de mis miedos era no poder parar de ver a Heisenberg (Breaking Bad)  ya que el papel protagonista lo interpretaba Bryan Cranston, pero eso no sucedió y desde el comienzo de la película veías otro personaje diferente al de la serie de televisión.

Un pequeño resumen para situarnos históricamente, había comenzado la Guerra Fría y el mundo estaba dividido en dos superpotencias. Por lo que la declaración de Estados unidos fue o estás conmigo o estás contra mí, o eras comunista o apoyabas a estados unidos y así se creó en 1947 el Comité de Actividades Antiamericanas. Este comité apoyaría al senador Joseph MacCarthy a comenzar una persecución a sospechosos de simpatizar con ideologías comunistas, también conocida como “Caza de Brujas”. El comité citó a declarar ante el Congreso a 19 presuntos comunistas y a derechistas dispuestos a delatar. De esos 19 acusados, diez se negaron a declarar acogiéndose a la Primera y Quinta Enmienda y denunciando, además, las sesiones como una violación de sus derechos civiles.  Dalton Trumbo, miembro del Partido Comunista de Estados Unidos, junto con sus colegas, fueron condenados a prisión por desacato al Congreso. Durante trece años, este reputado guionista trabajó bajo pseudónimo debido a la fuerte presión que ejercía la opinión pública sobre su carrera, pese a esto consiguió ganar dos Oscars bajo diferentes nombres, uno de ellos por “Vacaciones en Roma” y el otro por “Bravo”.

trubmo

Donald Trumbo escribiendo guiones en su bañera

Estados Unidos tenía la necesidad de vigilar la industria cinematográfica debido al gran potencial e influencia que tiene sobre la sociedad. Este potencial viene desde la década de los 30, con la Gran Depresión, los ciudadanos estadounidenses pasaban por una dura crisis económica y para muchos de ellos el cine se convirtió en un refugio en el que evadirse de los  problemas de la vida cotidiana. Esto coincidió con el auge del cine sonoro, lo que suponía que  los espectadores podían escuchar por primera vez las voces de sus actores favoritos. Así lo refleja Woody Allen en “La rosa púrpura del Cairo” los estadounidenses de los años 30 volcaban su atención en el cine, en el glamour de Hollywood y en la vida de las estrellas y de este modo dejaban a un lado sus preocupaciones y sus problemas. Nace aquí la época dorada de Hollywood, el cine entra en las vidas de los ciudadanos y los actores se convierten en todo un referente.

Cuando arranca la Segunda Guerra Mundial se crea la Oficina de Información para la Guerra, el objetivo de esta oficina es convencer de la necesidad de esta guerra, los distintos medios de comunicación apoyarán la entrada en combate del país e incitarán a la colaboración con la compra de bonos de guerra. En aquel momento el gobierno de Estados Unidos ya conocía el gran potencial que es el cine y la gran influencia que ejerce sobre los americanos por lo que la productora Metro Goldwyn Mayer utilizcaptain-america-1-1150531ará sus películas y sus estrellas para promocionar el apoyo a la guerra. Las películas de aquella época ensalzaban el papel de los militares que se jugaban la vida en el otro lado del océano frente a los enemigos. Por lo que el cine se convierte en un valioso material propagandístico aunque no en el único. La promoción de la guerra también buscaba alcanzar a los más pequeños, a través de cómic y juguetes que buscaban  para despertar su espíritu patriota y dejar claro quiénes eran los enemigos.

La 2ª Guerra Mundial terminó con el lanzamiento de dos bombas atómicas por parte de EEUU sobre Hiroshima y Nagasaki en 1945, estas bombas causaron  unas 246 000 muertes y graves secuelas que a día de hoy siguen afectando a esos territorios. Pese a provocar toda esta masacre Estados Unidos nunca se ha arrepentido de nada y tras los lanzamientos las palabras del presidente estadounidense Harry S. Truman fueron:

“Las usamos para acortar la agonía de la guerra, para salvar las vidas de miles y miles de jóvenes estadounidenses”.

El pasado 26 de Mayo el presidente estadounidense Barak Obama visitaba Hiroshima y desde que anunció la visita, su gobierno aclaró que no pediría perdón ni revisaría la decisión del entonces presidente Harry S. Truman de lanzarla. El poder de la propaganda es tan grande en Estados Unidos que el país nunca ha tenido un sentimiento de culpabilidad tras estos sucesos, incluso a finales de la década de los 40 uno de los juguetes estrella entre los niños era un laboratorio atómico con el fin de normalizar y limpiar la imagen del uranio.

atomic

La Guerra fría, además de ser una lucha armada fue también una guerra propagandística entre las dos superpotencias mundiales. En abril de 1949, la URSS organizó en París el Congreso Internacional por la Paz, un evento tuvo una gran repercusión mediática y contó con el apoyo de numerosos intelectuales y artistas como Charlie Chaplin o Picasso, quien cedió un dibujo de una paloma de la paz que se convirtió en uno de los símbolos del siglo XX. Con este congreso la URSS consiguió mostrar a Estados Unidos como el bando de los malos, frente a ellos que solo querían la paz mundial. Tras esta táctica la respuesta americana fue tomar el término paz y hacerlo suyo. La palabra paz estaba presente en todos los discursos y apariciones internacionales,  se organizó una gran exposición internacional itinerante sobre las bondades de la energía atómica llamada Átomos para la paz, así como conferencias tituladas En defensa de la paz y de la libertad. La CIA organizó en Berlín el Congreso para la Libertad de la Cultura en 1950, esto que suena algo hipócrita teniendo en cuenta lo que sucedía en Hollywood donde se estaba desarrollando la “caza de brujas”  y se había cesado de su trabajo como guionistas a los “diez de Hollywood”.

Y es que “el hábito no hace al monje” y es muy facil “ver la paja en el ojo ajeno”(ya sabéis que en Arrieritos Somos nos van mucho los refranes).

El merengue de la línea del frente

En Cuba se cuestiona la difusión y los mensajes sin ética del reguetón. En Yahoo Respuestas alguien se pregunta si es ético para una mujer oir reguetón. En mi propio círculo me han comentado alguna vez por qué escucho reguetón si me considero feminista y encima soy mujer. Hasta aquí hemos llegado.

El dilema ético

Mucha gente considera al reguetón cumbiero o a cualquier ritmo con carne como una marranada machista y pobre, lo cual no está tan lejos de la realidad; la explosión musical del reguetón en nuestras vidas, en nuestras fiestas y en nuestros mp3, incluso en nuestros vagones de metro, cuando jóvenes generosxs nos regalan los oídos con altavoces-poneos cascos por favor– lleva ya unos años de recorrido y ni las letras han cambiado ni la música ha evolucionado- salvo que el electrolatino se considere un cambio-, en principio. Pero el caso es que en el mundo hay gente a la que le pone el reguetón, la cumbia y la chicha y aparte tenemos la ESO y no queremos que nadie nos llame mami.

Tendemos a desprestigiar el género entero por el reguetón más mediático y comercial, encabezado por el Daddy Yankee y sus compadres-comadres no, porque yo de entrada solo conozco a Lorna y hace mucho que no se sabe de ella-. Nuestra moral de fraile también nos incita a rechazar una música abiertamente sexual y nuestros principios nos llevan a cuestionarnos cómo nos puede gustar una música en la que la mujer aparece solo como un objeto sexual que putea al macho alfa calentándole la bragueta.

la-yegros

La Yegros. Una cumbiera chamamé muy del rollo. Para mí la nueva Chavela. Foto

El reguetón surgió en los ochenta en Panamá y Puerto Rico como fusiones de reggae jamaicano y hip hop-del hip hop se ha quedado la estética-, en un principo se le denominaba under o Dem Bow, haciendo referencia a la contracultura underground, ya que, además, es un tipo de música típicamente de pobres-supongo que los oídos de los ricos deben ser mucho más finos-. En España se le ha considerado como música lumpen para lúmpenes. Nos ha costado pero parece que ya es compatible escuchar reguetón no denigrante, para tu clase, para tu género y para tu orientación sexual. Hay gente que le ha conseguido dar un contenido social al reguetón, que lo ha reivindicado como parte de su identidad, y que lo ha dignificado expropiándole el formato y cambiando el contenido. De esa es la gente vamos a hablar, de lxs que quieren que suene y no ofenda a su gente.

Pero el caso es que en el mundo hay gente a la que le pone el reguetón, la cumbia y la chicha y aparte tenemos la ESO y no queremos que nadie nos llame mami

Desde Calle 13, en sus inicios de los dosmiles, fusionando afrobeat con cumbias colombianas, bossa nova, electrónica y rap, con letras que van desde declaraciones de amor a los de atrás vienen conmigo, hasta el kumbiatón de Tremenda Jauría, con letras insurgentes que rugen y aúllan en el corazón de Madrid, la cumbia ya no ofende. Es música que viene del barro y que se moja con el barro.

tremenda

Tremenda Jauría tropicaleando

El ecosistema musical

“Queríamos utilizar ritmos tropicales, que están en nuestras vidas, suenan en nuestra casa y han llegado para quedarse, y cuyas letras nos parecen infames, bien porque están vacías de contenido o porque son directamente machistas. Nos parecía necesario generar contenido propio con ese tipo de ritmos”, cuenta a Diagonal MC Gremlin, perrx salvaje de Tremenda Jauría.

Y lo han clavado. Porque estábamos empezando a pensar que lo normativo en la reivindicación se limitaba a los cantautores setenteros y el punk, cuando este merengue de la línea del frente nos educó los oídos. El ecosistema musical en Madrid es ahora un hervidero de arroz con frijoles y los centros sociales se ponen a reventar con Guacamayo Tropical o Sonidero Mandril. En otros lugares pasó y pasa algo parecido, por ejemplo el movimiento Euskadi tropical de Potato y el actual Esne Beltza, por lo que la apropiación de ritmos vocineros, que en principio no forman parte de nuestra cultura doméstica y españolita, en otro post ya hablábamos de la reivindicación del cante jondo-, se ha convertido en un medio de lucha y de jarana que no te deja el culo indiferente. Este trueque entre culturas musicales no se lo inventó Manu Chao, sino que ha sido una constante histórica desde el ska-hoy casi música clásica-. Algo bueno tenía que tener la globalización.

Cambia el clima cuando baila mi gente

Las vocinas no son asépticas, los bajos, el tecno y la chicha no son asociales, apolíticos e impersonales. Nuestra generación se ha educado con una música y le ha dado una vuelta con la que se han venido a reflejar nuestros valores, nuestros deseos y nuestro presente. El reguetón puede ser tu leitmotiv. No dejemos que la música se deseque y repitamos una y otra vez que el buen tiempo ya pasó.

Por: RAF Tomaten

CONCIERTO POR LA INFANCIA REFUGIADA

Dejemos a los ojos inocentes que nos enseñen lo que ven, ellos miran sin juzgar, sin ningún sesgo por ideas preconcebidas, sin querer posicionarnos, solo observan con sus primerizas pupilas aún llenas de vida.

Han visto más de lo que veremos muchos de nosotros. Ninguno podemos explicar por qué, pero así es, es una realidad de la que nos sentimos muy alejados en nuestros cómodos hogares mientras miramos un telediario que da noticias como si de ciencia ficción se tratara, como si fuera de “hace mucho tiempo en una galaxia muy lejana”. Dejemos a los ojos inocentes que nos enseñen lo que ven y no solo a los periodistas que escriben desde su redacción en Madrid, Washington o Burgos.

IMG_0106

Pez Mago

Esta es, más o menos, la idea que se les ocurrió a la ONG Educar desde la infancia que el pasado 5 de mayo organizó un concierto benéfico para la infancia refugiada, el objetivo era recaudar dinero para poder llevar videocámaras a los campamentos de refugiados en Lesbos (Grecia) y Jordania, con ello pretenden darles la herramienta y enseñarles a grabar su verdad, sin ningún tipo de paternalismo ni sectarismo y sin que nadie hable por ellos.

IMG_0164

Rodrigo Mercado

El concierto se organizó en la Sala Arena con la colaboración de 14 grupos y artistas, desde el banjo de Tracks Dogs, quienes se encargaron de abrir el evento,  hasta la eléctrica de Mercedes Ferrer, quién se encargo de echar el cierre, se fueron sucediendo el resto de bandas y solistas. Durante tres horas fueron subiendo velozmente al escenario e interpretando un par de temas cada uno, tres a lo sumo. En mi opinión el número de artistas era excesivo ya que te quedabas con ganas de escuchar más temas de cada artista, algo difícil si tienen que actuar 14 en una tarde.

IMG_0102'1

Sepiurca Zukin

El número de asistentes fue bastante escaso, no he conseguido deducir el por qué, el concierto tenía en la coctelera todos los ingredientes, una sala grande en el centro de Madrid, una buena causa, además estaba dentro de la programación del Festimad 2016, también tenía un presentador (Fernando Iñiguez) con constantes referencias geográficas y muchos grupos para animar el cotarro: Barrio Andante (Ángel Petisme y Luis Farnox), Diego Montoto, El Kanka, Javier Bergia,  Moresca, Muerdo, Óxido Cabaret con Toni Marmota, Pez Mago, Rodrigo Mercado, Sepiurca Zukin, Tonino Carotone, Virginia Rodrigo y los ya mencionados Tracks Dogs y Mercedes Ferrer. A pesar de ser pocos canturreamos, bailamos, tarareamos y dimos palmas.

IMG_0229

El Kanka

No es la primera vez que Educar desde la Infancia organiza un proyecto como este, también se fueron a Haití tras el seísmo que arrasó el país en 2010. El resultado de este proyecto fue el documental “Me llamo Haití” que grabaron los niños del colegio público Chales Moravia, ellos guionizaron, iluminaron y grabaron su entorno día a día. Cámara en mano mostraron sus costumbres y cultura, sus dificultades pero siempre con la vitalidad y optimismo de un niño.

IMG_0134

Virginia Rodrigo

Ahora su foco se centra en los refugiados de los campos de Lesbos y Jordania. Educar desde la infancia son una asociación audiovisual y como tal apoyan a su manera, con su herramienta, las cámaras, quieren hacer llegar la realidad. Junto con esta asociación hay muchas otras que intentan ayudar cada uno a su manera, como es el caso de Proactiva Open Arms, ellos son una ONG de Badalona(Barcelona) que se dedica a salvar vidas en el mar,  van a cumplir 8 meses en Lesbos y tras la puesta en marcha del muy cuestionable acuerdo de la UE con Turquía los refugiados se enfrentan a la deportación, Proactiva Open Arms se plantea nuevas misiones hacia aguas del Mediterráneo central, que sin duda es ahora la mayor vía de acceso a Europa y la más peligrosa con más de mil ahogados en 2016.

Para todos aquellos que quieran colaborar, ayudar o contactar con estas asociaciones os dejamos el enlace de sus web:

Educar desde la infancia: http://www.educardesdelainfancia.org/

Proactiva Open Arms: http://www.proactivaopenarms.org/

Fotos y redacción por: Lucía Gris

¿QUÈ VOS PASSA VALENCIANS?

¿Qué está pasando en Valencia? Estamos viviendo una Nova Renaixença y nadie parece darse cuenta.  Josep Vicent Frechina, musicólogo, es el único que se ha dedicado a registrar la producción musical en valenciano, y ofrece unos datos asombrosos: en 1991 se publicaron 17 discos en valenciano; en 2014 la cifra se había disparado a 108.  Y, a pesar de lo que afirmaba el cantante de Love of Lesbian, al preguntarle por qué no cantaba en catalán y se había decantado por el castellano, parece que la música en valencià tiene tirón no solo en Valencia, sino fuera de sus fronteras e incluso fuera de las de España.

Durante los últimos años de la Dictadura, cuando se empezaba a relajar un poco la cosa y por lo menos se podían dar espectáculos en otra lengua distinta al castellano, cantautores como Raimon, de tinte proleta y fusteriano, empiezan a dar conciertos, en apariencia minoritarios e inofensivos, o así lo pensó Fraga. Más cívicos que metafísicos, estos cantautores se movieron tanto por Catalunya como por Valencia, y la expresión valenciana quedó diluida en la Nova Cançó, en lo que digamos podría llamarse sumisión cultural más que pancatalanismo. Raimón incluso recibió la Medalla de Oro de la Generalitat catalana y la del Ajuntament de Barcelona. Paralelo a la Nova Cançó surgieron en otras regiones movimientos artísticos similares-Euskal Kantagintza Berria en Euskadi- como era de esperar tras cuarenta años de centralismo y opresión cultural ¿Pero qué tienen de diferente estos movimientos?.

Lo de integrar el movimiento valenciano dentro del catalán tampoco era nuevo, sino que venía arrastrándose ya desde dos siglos atrás. Durante la primera república española, se sucedieron en Alcoy y Valencia insurrecciones cantonalistas, que junto a otras regiones llevaron a enfrentamientos con el Gobierno Central. La Renaixença tardía valenciana, que, como la catalana, defendía la lengua propia como vehicular y el autogobierno, la creación en valenciano, no solo el tratamiento literario, musical o teatral de temas folklóricos en castellano, creció a partir del cuerpo teórico valencianista de Faustí Barberà a principios del s. XX y la sociedad Lo Rat Penat (1878), -en estos tiempos enfrentada con la Acadèmia Valenciana de la Llenguaapolítica y conservadora que comenzó defendiendo una misma lengua catalana-valenciana. Ahí empezó a moverse la normalización del valenciano como lengua. Ver más aquí

ratpenat

Hablando por ahí me he dado cuenta de que muchos argumentan que los movimientos nacionalistas se los inventaron los burgueses estratégicamente para dejar de pagar impuestos y guardarse sus dineros. Es curioso también que en España se entiendan movimientos como el Rexurdimento galego o la Renaixença como copias del movimiento romántico alemán. En cualquier caso, en un principio la burguesía y aristocracia española rechazaba las lenguas distintas al castellano por ser de pobres y de pueblo. Puede decirse también que sumaran fuerzas al carro apropiándose de los movimientos por intereses económicos y reforzándolos, o simplemente porque en esa época todo tenía tintes románticos y molaba. Durante la Segunda República, sin embargo, los partidos  mayoritarios valencianistas Esquerra Valenciana y Partit Valencianista d´Esquerra– muy del rollo Frente Judaico Popular y Frente Popular de Judea- obtuvieron una alta representación. Al ser tardío este movimiento respecto al vasco y catalán, durante la Dictadura cayó bastante más en el olvido al no estar tan consolidado.

orxata-k7

Algunas valencianas y valencianos en la actualidad, de los que hablaré más tarde. Foto

Joan Fuster, en los 60, desarrolló un nuevo cuerpo teórico valencianista y de izquierdas, el nou valencianisme, que derivó en pancatalanismo, al no entender Valencia como nación política. Este hombre y su teoría influyó tanto en la derecha como en la izquierda nacionalista del momento. Estas fuerzas se diluyeron mayoritariamente en el PSOE y la UCD, quedando un núcleo terco, la Unitat del Poble Valencià (UPV), que no se comía un rosco en los años 80 y 90.

Ahí nace la tercera vía o los revisionistas, que se dividían entre un nuevo pancatalanismo y el bablerisme (de derechas y anticatalanista). UPV se refundó en el BLOC, integrado en Compromís, actualmente en la alcaldía de Valencia y la vicepresidencia del Govern. Concluimos que, como en todas las regiones con movimientos de autogobierno, existieron tanto corrientes izquierdosas como derechosas, que alguien desarrolló un cuerpo teórico con base folklórica y popular, y que no se inventaron la lengua, como piensan muchos, sino que la reivindicaron como el tejido conectivo en la región, y sobre la que se desarrolló el movimiento artístico cultural que acompañaba al político.

Y llegamos al presente, o por lo menos nos remontamos a los últimos 30 años. Tras el auge cantautor setentero, esta corriente ya moribunda dejó el ambiente cultural valenciano desértico.

En los ochenta comienza a nacer un rock con dolzaina, que reivindicaba al hortelano y al obrero valenciano, que volvía a defender que la cultura no es el castellano y lo analfabeto es el valenciano, una vez más, dos siglos después. Obrint pas sería el referente inicial de este movimiento, la primera generación educada con la LUEV socialista. Porque si sientes en valenciano ¿cómo vas a componer en castellano?. Mucha gente se queja de que la música en valenciano solo son consignas indepes y rojeras, aunque, como añade Pau Alabajos Si nos quejamos es porque hay motivos para protestar, a veces me dicen que no es normal que la música en valenciano hable tanto de política. A mí lo que no me parece normal es que pongas los 40 Principales y no se hable de nada más que de “me has dejado”, “cuánto te quiero” o “qué bien me lo estoy pasando en verano”.

Los sucesivos gobiernos del PP, no solo no han promovido sino que han boikoteado este movimiento. También cabe decir que nadie pensaba que estuvieran ahí para impulsar la cultura, que ya hicieron bastante con la Ciutat de les Arts i les Ciències. Esta música, que en un principio era rock y se movía de festival en festival, casi como una anécdota, por los Països Catalans, ha alcanzado una potencia internacional y no se ha quedado ahí. Amàlia Garrigós fue trabajadora en RTVV y una de las pocas que defendía la cultura valenciana en un terreno claramente hostil. Confiesa que se aplicaba censura real en el ente público cuando se apostaba por la música en valenciano, desde sugerirle una música más comercial a llamarla directamente para que no fuera a la radio Obrint Pas.

gossa

Desde aquellos militantes de la lengua, la música en valenciano ha vivido una verdadera explosión artística, que ya no se queda exclusivamente en el rock y que en ningún caso puede categorizarse dentro de un estilo musical. No soy crítica musical ni de lejos, pero puedo afirmar que de toda la música en valenciano que he escuchado, solo puede decirse que no se le está prestando suficiente atención, no tanto ya a nivel reivindicativo, sino a todos los niveles. Esta Nova Renaixença ha evolucionado en su conjunto y por separado, grupo a grupo, disco a disco.

Femelles falleres parlant castellà. La llengua, xafada, arrasada, venuda. Paraula a paraula amagada. Sospir a sospir defensada com si fóra un tros (…)

Desde el ska-rock-punk-folk de la Gossa Sorda hasta el electro-tropical-dub-D&B de letras futuristas de Orxata Sound System, con contenido crítico, escéptico, a veces folklórico, pasando por el rap electrónico de ZOO y a los inclasificables Aspencat o VaDeBo, no puede decirse que la música en valenciano sea homogénea o comercial y que no esté en pleno apogeo. Existe entre los grupos un flujo constante de paso de miembros de uno a otro, lo que provoca cada vez más originalidad y potencia este movimiento.

Muchos creen que tienen éxito al cruzar sus fronteras, teniendo en Valencia una-relativamente– menor acogida que en el resto del territorio. En cualquier caso, si os queréis empapar de grupazos valencianos no os podéis perder festivales como el Esperanzah!, el Festivern o el Biorritmes, aunque a muchos los podéis ver en cualquier otro festival fuera del Levante. Estos grupos me han llevado a l´Horta, me han llevado a campos de Tarongers y a los carrers de plata de Valencia. Estos grupos son para mí el Mediterráneo, son para mí mi abuelo y una tierra en la que no he nacido pero con la que comparto mucho más que una bandera.

Por: RAF Tomaten

Foto de portada: Espai d´indumentaria

JAZZ Y FLAMENCO VAN DE LA MANO DE ANTONIO LIZANA

Madrid. Barrio de Justicia, Centro

Era viernes por la tarde. Se olía en el ambiente la alegría del fin de semana; puede que las fiestas del Dos de Mayo tuvieran algo que ver. Precisamente, Chueca parecía más alegre de lo normal. En nuestras manos tuvimos el gustazo de entrevistar, a través de Kampussia y dentro del marco del Festimad (XXII edición), a Antonio Lizana.

Nacido en San Fernando (Cádiz, 1984), de manos de este hombre y sus músicos surge un matrimonio bastante curioso entre el flamenco y el jazz, con un cante que se descontextualiza y se imprime sobre bases más jazzísticas o contemporáneas, pero también un saxo cuyo ritmo se escurre hacia esquemas más tradicionales.

IMG_3632

La pasión por la música tiene su punto de partida en la colección de vinilos de su padre, apalancados durante muchos años, antes de que Antonio les pusiera las manos encima: “Era música de los 60’s, 70’s: Deep Purple, Led Zeppelin, King Crimson, y así. Con 8 años, me volví loco escuchando todo esto; ‘Smoke on the Water’ marcó el antes y el después”.

El recorrido de la academia a los escenarios fue inmediato, casi paralelo: partiendo del conservatorio de San Fernando a los 10 años, con 13 se unió a un grupo de versiones de Dire Straits, y ya a los 14 empezó a tocar con una academia de baile. “Ahí fue realmente cuando se disparó la cosa, hacía muchas actuaciones según la época”.

Esas influencias iniciales han ido cambiando con los años. A los 14, abandonó el rock y entró de lleno en el flamenco: Jorge Pardo, el Sexteto de Paco de Lucía y, como mayor pilar, Camarón de la Isla. De ahí, saltó a sus estudios de jazz, donde la influencia del saxofonista norteamericano Kenny Garrett fue troncal, y desde entonces, ha convertido el jazz y el flamenco en sus raíces principales, mezclándolas también con influencias latinas (samba, reggae, bossa nova) y orientales (persa, árabe).

IMG_3636'1Sobre casar esas dos raíces principales, aparentemente dispares, cuenta que se da de una manera natural. “Yo me crié en un sitio donde el flamenco era la música popular, pero como yo tocaba el saxo en grupos de flamenco, quería improvisar jazz sin soltar mis raíces. Total, que me he hecho un traje a medida”. Aunque sus andanzas las componen dos discos oficiales a su nombre, De viento (2011) y Quimeras al mar (2015), su lista de colaboraciones es bastante amplia, y sus galardones unos cuantos, contando incluso con un Grammy al Mejor Álbum de Jazz Latino por su trabajo junto a Arturo O’Farrill y la Afro Latin Jazz Orchestra (The Offense of the Drum, 2015).

Ésta última es su experiencia más llamativa, e incluso estuvo a punto de irse a vivir a Nueva York por lo bien que le trataron.

“No te imaginas los círculos de jazz, la cantidad de músicos, los mejores del mundo y de casi todos los estilos musicales… Pero muy pocos de flamenco. Los buenos, como no tienen necesidad, no se van a ningún lado”

Para él, el flamenco nace en un ambiente muy concreto, en gente muy apegada a sus raíces; es un idioma, igual que el jazz, y una vez se le coge el gusto, no se suelta. Pero plantar semillas y empezar de cero en otro lugar no es lo suyo, así que prefirió dedicarse a seguir cultivando el trabajo de estos últimos años en España, aunque no descarta ese sueño para vivirlo una temporada.

Ahora, al momento de subirse al escenario, dentro o fuera de su tierra, nunca se siente nervioso: “Existe un punto de responsabilidad, porque la gente ha pagado por venir a verte y escucharte, pero es sólo eso. El objetivo es disfrutar tú mismo, y hacer que la gente lo disfrute aún más, que eso da mucha más energía”.

IMG_3628'1

En todas sus presentaciones, el perfil del público depende de muchas cosas. Si hablamos del ámbito de clubes y festivales de jazz, estamos ante una media de entre 40 y 50 años. “Pero tocamos en todo tipo de eventos, y encontramos todo tipo de gente, que al fin y al cabo, la música es para todos”. Entre risas y un trago a su caña, su división de público está entre “educados” y “maleducados”, aquellos que contribuyen a noches magníficas y los que rompen la magia dando voces y robando protagonismo.

El músico afirma que el grueso de estos públicos para los que toca, suelen ser bastante “culturetas”. Sin embargo, al ser una música de creación, cuenta que la gente recibe con mucho gusto cualquier cambio, desde un swing hasta una improvisación de free jazz. “Y no lo digo como algo peyorativo, sino como algo particular y de agradecer”.

Sobre el mundo del jazz, lo define como un mundo en el que predomina el amor al arte por excelencia, un credo que comparten desde músicos a organizadores de festivales. Curiosamente, ante este sentimiento, el ámbito del jazz no está totalmente afectado por las legislaciones gubernamentales en torno a la cultura:

“Hablamos de un ambiente con un movimiento ‘insignificante’ para el gobierno, en el que grandes y pequeños músicos tocan en los espacios más reducidos e íntimos”

Sin ser filósofo, y gracias a todos sus viajes y experiencias, cree que el meollo de la cuestión política es saber defender la cultura autóctona, con uñas y dientes, ante una globalización que pretende uniformizar todos los territorios y culturas.

Como ya se hacía tarde para la prueba de sonido, nos dirigimos al Bogui Jazz, donde tocaba aquella noche. Qué bien que sonaba esa voz con arte, apoyándose en las notas de un saxo juguetón. Un talento joven que debe percibirse con vista, oído y alma.

 

(Agradecimiento especial a Kampussia, a los organizadores de Festimad 2016, a Toni Pino, a Antonio Lizana y los grandes músicos que le acompañaban Marcos Salcines al piano, Tana Santana al bajo, Epi Pacheco a las percusiones y Borja Barrueta a la bateria, por hacer esta entrevista posible)

Por: Andrés Eloy Sánchez

LA MODA HOLI

Miré hacia el cielo, hacia el suelo, la cara de mi amiga, miré a unas niñas que se revolcaban en mis pies, mis pies, mis manos, el pelo de una señora que bailaba y todo era de colores. Todo estaba repleto de pigmentos magenta, rojo, naranja, verde, azul, morado… y todo el mundo sonreía y bailaba al ritmo de la música hindú, entonces me pregunté ¿Estamos en Villa de Vallecas?  Sin ninguna duda estábamos en Villa de Vallecas, el cartel de la parada de metro lo indicaba claramente por si algún despistado tenía un lapsus como el mío y se pensaba que estaba en el templo Banke Bihari.


Entonces me pregunté: ¿Cómo ha llegado hasta allí esta fiesta? ¿Qué es realmente? ¿Cuál es su origen? ¿Qué celebra?


IMG_7059'1

La fiesta de los colores realmente es una fiesta religiosa hindú que, como muchas otras, se ha occidentalizado, se ha convertido en una moda y se ha expandido a festivales de música, carreras deportivas, discotecas y todo tipo de eventos que no tienen que ser necesariamente en países hinduistas ni ser practicado por gente hindú. Algo así como la Navidad, una excusa más para organizar una fiesta e incitar al consumo, no importa si el resto del año no eres un fiel feligrés.

Este festival, en origen, se celebra en la India, Nepal y Guyana y recuerda la leyenda de Krishna a quien de pequeño la malvada Putana (se llamaba así la mujer) envenenó con su leche materna provocándole un tono azulado en la piel. Como siempre el problema llega con los amorío, y es que Kirshna se enamora de la Diosa Radha (quien no tenía el color de los Pitufos) y para que no existieran diferencias entre ellos este pinta con sus manos el rostro de Radha. Los hindúes celebran su devoción a Krishna durante 16 días del mes de Marzo, con la celebración del Holi también se da la bienvenida a la primavera y por unos pocos días se rompen algunas de las brechas sociales que existen dentro de la propia cultura hindú, los ricos y los pobres se manchan entre sí, del mismo modo que lo hacen los jóvenes y los mayores, los hombre y las mujeres, para ellos el contacto entre hombre y mujeres y desde hace cuatro años las viudas también pueden entrar en los templos para festejar Holi, hasta entonces para las viudas ese era un lugar donde únicamente podían mendigar y no se les permitía participar en ningún ritual.

IMG_7086'1En la India dicen que la fiesta de los colores, el amor y el jolgorio, es la celebración de la victoria del bien frente al mal. Una celebración para librarse de los errores del pasado, para olvidar y perdonar, un día donde la gente paga y perdona deudas (yo tenía alguna pendiente ¿esto quiere decir que me las han perdonado y no hace falta pagarlas?). Hoy en día en España, como en otros países es simplemente una moda y una excusa más para celebrar una fiesta, porque aquí nos apuntamos a todo.

IMG_7125'1Así que ahí estaba yo en uno de los barrios más castizos de Madrid con una desubicación cultural que me hacia delirar con el país de las vacas sagradas y el curry. La gente estaba feliz, en esta pequeña plaza de Vallecas también se consiguió romper algunas brechas sociales, aunque no tanto la de ricos y pobres, si se consiguió que los adultos se quitaran sus complejos y jugaran sin miramientos. El otro día escuchaba una conversación entre dos mujeres en el autobús y una (la más entusiasta) le decía a la otra:

“la edad es una actitud, el número que se pone en la tarta no es una realidad”

Esta frase me hizo pensar durante un rato cual es la edad acorde a mi actitud, no llegue a ninguna conclusión clara pero si a mi parada y me bajé de aquel autobús.

Fotos y redacción: Lucía Gris

I FESTIVALITO DE AUTOEDICIÓN DE VILLAVERDE

¿Cómo celebrar el día del libro debajo de un puente?


Necesitaremos: una asociación vecinal fuerte y dispuesta a colaborar, una radio comunitaria encargada de la BSO (Onda Merlin Comunitaria), una asociación cultural llamada ¡Hostia un libro!, un grupo de música Country-Folk-Gipsy (The Dawlins) y un puñao de microeditores dispuestos a pasarse el día debajo de un puente difundiendo sus ocurrencias. De paso y por no faltar a la tradición también se leyó un rato el Quixote, primero Manuela Carmena, más campechana que Juan Carlos, luego otros vecinos del barrio de todas las edades.


¡Hostia un libro! lleva demasiada tralla, tanta como para hacerles varios artículos, así que como resumen diremos que son un grupo de colegas y que todo surgió como algo relacionado con la edición y los guantazos. La coordinadora, Elisabeth Falomir, ha sido entrevistada en El País, así que recurrir ahí si queréis más información. El festival rondaba sobre la idea de creación de redes y la autogestión, que implicasen tanto a vecinas como a las editoriales, a los niños, para los que se trabajó en un taller de creación de fanzines, al taller de jóvenes fanzineros de San Cristóbal, y al apoyo a las pequeñas editoriales cediéndoles un espacio en el evento sin cobrarles un duro.

IMG_6642'1De mañaneo fueron apareciendo los editores, de todos los colores. Por citar algunos estaban Baltasar y Franco, que se dedican a editar comics polémicos que conseguirán que algún día les imputen si llegan a ser concejales. Por otro estaban ilustradores independientes que pintaban en todo lo que caía en sus manos (camisetas, bolsas, láminas, pines, merchandising etc) y en colectivo como Bistec Negro. Por otro lado había fanzineros transversales más o menos politizados como Cuarto Asalto y otras baterías de textos inclasificables. Conclusión, macedonia en estado puro.

Los beneficios de la venta de fanzines se dedicaban a sacar otros fanzines y a financiar otros proyectos de letras y dibujos. La atmósfera por tanto no se parecía en nada a la Feria del Automóvil ni a la del Móvil. Podríamos decir que entre los mismos editores había compra compulsiva. Se crearon redes, se establecieron contactos, las conversaciones se dirigían a recomendaciones sobre imprentas buenas y malas, proyectos fracasados y proyectos en auge, experiencias personales y colectivas… Se respiraba un aire muy cargado de ilusión y creatividad. Los editores no se enriquecieron económicamente pero creemos que sí editorialmente.

IMG_6663'1

Como en toda fiesta, no podía faltar la gastronomía, el objetivo era disfrutar del evento y sacar nuestro lado más solidario con la Social Money Maker ¡La máquina de hacer dinero existe y no te habías enterado!, la idea consistía en llevar comida para el banco de alimentos de San Cristóbal, y por cada kilo de comida obtenías billetes de curso legal en todos los puestos del mercadillo fanzinero, una idea con la que ganamos todos.

De repente, no sabemos cómo surgió, pero había paella y Mahou para todos, lo que llevó a un extraño pero pacifico enfrentamiento entre valencianos y madrileños que se alargó con la digestión en la Rivendel Drawin Figthers, una feroz batalla con pincel en mano entre ilustradores de la ciudad del bocadillo de calamares y la ciudad del Turia. Se pidió a los asistentes que escribieran una frase en una servilleta para que una mano inocente sacara una y esa fuera la idea sobre la que pintar en el combate. Entre las frases destacaremos “Apocalipsis de China”, ideado por una niña que declaró para Arrieritos Somos de que la idea la había sacado de un cuadro de Picasso llamado Apocalipsis (no podemos contrastar la veracidad de nuestros informantes). Otras eran “Gracias por su visita” (recordemos que se escribían en servilletas de estas impermeables de los bares), “A caballo regalado no le mires el diente” y “La revolución de las piñatas”, esta última fue representada por Victor Solana con un Bob Esponja enarbolando la bandera de Francia. Algunas fueron rechazadas porque me vas a contar tú a mi cómo pintas en diez minutos “Gracias por su visita”.

IMG_6724'1

Arte escrito, arte gráfico, música, ilustración y creación, confluyeron debajo del Puente de los Colores, así como todas las personas. Allí cabían todos. Lo que un entendido llamaría arte total. El festival también contó con un señor que en principio pensábamos espontáneo, luego descubrimos que formaba parte de la organización y que lo que eran espontáneos eran sus comentarios.

“ Pero bailar, hombre, que es la calefacción de los pobres”

The Dawlins, son cuatro músicos que con sus sus banjos, contrabajo, guitarra y cajón y con el rollo missisipi-country-jazz (fusiones bailongas) se encargaron de cerrar el festival y dejarnos muy buen rollo. Entre canción y canción dejaron una cita que no va a aparecer en los collages de Paulo Coelho pero que nos aplicaremos:

“ Hazle caso a tu intuición porque siempre tiene la razón”

IMG_6910'1

A pesar de ser la primera edición, no fue ni de lejos un desastre. La organización era excepcional, las vecinas y vecinos se implicaron completamente y los colectivos invitados y participantes tenían muchísimo nivel. Animamos a los organizadores a repetirlo el año que viene, por el éxito que ha sido y por la buena acogida entre los vecinos.

Este evento ha dado más vida a la cultura que muchas programaciones culturales institucionales y verticales, que no se acercan a los barrios y consideran la cultura un nicho económico más y atractivo turístico, más que lo que es en realidad, una expresión popular y autogestionada.

Fotos de Lucía Gris.